Mundo
Lunes 18 de Enero de 2016

Obama: "Garantizamos que Irán jamás tendrá la bomba atómica"

Logro diplomático en Medio Oriente. El presidente de EEUU destacó el acuerdo nuclear alcanzado luego de que Teherán cumpliera todas las exigencias de la ONU.

Barack Obama dio una conferencia de prensa para saludar la concreción, este sábado, del acuerdo nuclear con Irán y el levantamiento de sanciones al régimen islámico por parte de su país y la comunidad internacional. "Nosotros y nuestros aliados hemos garantizado que Irán jamás tendrá una bomba atómica", afirmó el presidente de EEUU. A la vez, EEUU mantedrá sanciones a Irán por su programa de misiles de largo alcance y su apoyo al terrorismo. Desde Irán, el presidente Hassan Rohani también ha celebrado el acuerdo alcanzado el sábado en Viena, cuando la agencia nuclear d ela ONU dio por cumplidas las condiciones exigidas a Irán. A partir de ese visto bueno, EEUU y la Unión Europea, así como la misma ONU levantaron las fuertes sanciones económicas que llevaron a la mesa de negociaciones a Irán.

"Si Irán intenta hacer trampa, si intenta construir una bomba en secreto, nos daremos cuenta", aseguró el presidente estadounidense, en referencia al riguroso sistema de monitoreo del programa nuclear iraní que se implementó. Obama también celebró la llegada a Estados Unidos de los estadaounidenses que el régimen iraní mantenía presos. Entre ellos está el corresponsal del Washington Post, Jason Rezaian. "Un valeroso periodista que ha escrito sobre las vidas y los sueños del pueblo iraní", lo describió el mandatario.

El sábado entró en vigor el acuerdo anunciado el pasado mes de julio por Irán y el grupo "5 1" (Estados Unidos, Francia, Rusia, Reino Unido, China y Alemania) diseñado para evitar que Irán pueda desarrollar armas atómicas, al tiempo que le permite mantener un pequeño programa nuclear civil y elimina las sanciones contra su economía. Irán y Estados Unidos rompieron sus relaciones diplomáticas y prácticamente todo intercambio comercial tras la Revolución Islámica en 1979.

Obama recordó que sigue habiendo diferencias entre los dos países. En este sentido advirtió que se seguirán aplicando estrictamente las sanciones impuestas a Irán por violaciones de los derechos humanos, apoyo al terrorismo y el programa iraní para el desarrollo de misiles balísticos de gran alcance.

En Teherán. En Teherán, el presidente Hassan Rohani dio un mensaje al Parlamento transmitido en vivo por la televisión estatal. Rohani dijo que "en la implementación del acuerdo, todos están felices excepto sionistas, belicistas, sembradores de discordia entre las naciones islámicas y extremistas en Estados Unidos. El resto está feliz''. El acuerdo "ha abierto nuevas ventanas para el compromiso con el mundo''.

La certificación de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) permite a Irán recuperar de inmediato unos 100.000 millones de dólares en activos congelados en el extranjero y recibir ingresos frescos por oportunidades petroleras, comerciales y financieras que vendrán después de que se levanten las sanciones occidentales. Rohani subrayó que el acuerdo fue una victoria para todas las partes negociadoras y todas las facciones dentro de Irán. "Nadie ha sido derrotado, ni dentro del país ni los países que estaban negociando con nosotros'', dijo, refiriéndose a Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Rusia, China y Alemania. Agregó que Irán debe utilizar el esperado flujo de dinero e inversiones para despertar una "mutación económica", con creación de puestos de trabajo y mejora de la calidad de vida. Agregó que Irán necesita tranquilidad política para sacar provecho a la nueva realidad económica. "Todos deben evitar cualquier trivialidad nacional y extranjera que nos frustre'', dijo. "Toda controversia irrelevante está en contra de la conveniencia nacional''. Fue un claro mensaje a los sectores radicales del régimen, tanto militares como clericales, que han hostigado las negociaciones y a su presidencia moderada.

Rohani recordó que su país necesita hasta 50.000 millones de dólares en inversión extranjera al año para alcanzar su meta de crecimiento de 8 por ciento. Más de 30.000 millones de dólares en activos extranjeros estarán de inmediato a disposición. También terminará el embargo petrolero europeo. Unos 38 millones de barriles ya están en reservas flotantes de Irán listos para entrar en el mercado, según la Agencia Internacional de Energía. Esta marea de petróleo iraní llegará en mal momento: el barril está atravesando su menor precio en más de 10 años.

 

Comentarios