Policiales
Jueves 30 de Abril de 2015

"No quiero volver a mi casa", dijo Carlina en Cámara Gesell

La menor que fue buscada intensamente durante dos días en Parque Las Heras, Buenos Aires, mantuvo una entrevista con profesionales. Contó porqué había desaparecido. 

Tras 48 horas de intensa búsqueda, la adolescente Carlina Favio fue encontrada en el barrio de Palermo. Estaba desaparecida tras salir del colegio e ingresar al parque Las Heras, desde entonces su vida fue un completo misterio y había pocas certezas. Pero lo que parecía ser una historia con un final feliz, se convirtió en un presunto caso de maltrato y violencia familiar, que es investigado ahora por la Justicia.
"No quiero volver a mi casa", dijo la menor en una declaración en cámara Gesell. A partir de la declaración de testigos y vecinos, se supo que la joven de 14 años tenía una mala relación con la madre adoptiva. Estos aseguraron que en el departamento de Carlina se escuchaban muchos gritos constantemente y que la madre la golpeaba. Los mismos testigos contaron que una vez tuvieron que llevar a Carlina al hospital por los golpes que había recibido.
Con estos elementos, la fiscal Marcela Sánchez, quien interviene en el caso, decidió que la menor no vuelva al domicilio y pasara la noche en un hogar de menores. De inmediato también se dio intervención al Consejo del Menor, para que verifique las condiciones de adopción de la chica y los antecedentes de la madre.
Lo cierto es que los investigadores intentan establecer los motivos por los cuales la adolescente estuvo casi 48 horas sin comunicarse con su familia adoptiva. El secretario de Seguridad, Sergio Berni, informó que Carlina estaba bien de salud, pero la fiscal dispuso una revisión médica de la joven en el Hospital Fernández para establecer si antes o después de su desaparición sufrió lesiones físicas. Por lo pronto, no se hallaron daños físicos.
Carlina tiene cinco hermanos con quienes vivía en condiciones muy precarias en la provincia de Corrientes y fue adoptada hace tres años por la mujer junto con dos de ellos. Los otros tres hermanos viven con otra familia en la localidad cordobesa de Villa General Belgrano.
La encargada del edificio donde vive la familia reveló que había "problemas familiares" y peleas, por lo que en varias oportunidades se requirió presencia policial, mientras que otros testigos contaron que una hermana suya se había ido del hogar de adopción a raíz de los maltratos.
Tras su desaparición la madre adoptiva radicó la denuncia en la comisaría 53 y reclamó ante las cámaras de televisión que le devuelvan "viva" a su hija. Después de dos días, la encontraron acompañada de un joven de 26 años, identificado como Claudio Fabián González, en la entrada de un edificio ubicado en Godoy Cruz 2919, del barrio de Palermo. Tras ello, el joven fue llevado a la Comisaría 23 para prestar declaración. Después, Berni aclaró que "no estaba ni detenido ni demorado". (Infobae). 
 

Comentarios