Política
Lunes 11 de Enero de 2016

No hay paz en Buenos Aires: Vidal suspendió la ley de paritarias para los municipales

Con el decreto 26/15, Vidal dejó sin efecto la ley 14.656 que garantizaba la celebración de paritarias y reflotó una vieja ley del duhaldismo, la 11.757, declarada inconstitucional en muchos de sus puntos.

Los trabajadores municipales de toda la provincia de Buenos Aires condenaron hoy la decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal de suspender la Ley de Paritarias por 180 días.

El titular de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo) , Rubén García, consideró una “medida desacertada” la decisión de y advirtió sobre la profundización de la conflictividad laboral.

Con el decreto 26/15, Vidal dejó sin efecto la ley 14.656 que garantizaba la celebración de paritarias y reflotó una vieja ley del duhaldismo, la 11.757, declarada inconstitucional en muchos de sus puntos, que permite a los intendentes otorgar aumentos de manera unilateral.

La decisión tomada por la mandataria provincial -tras el pedido de los intendentes de Cambiemos que asumieron en diciembre último- suspendió por el plazo de 180 días las discusiones paritarias en todos los municipios: los trabajadores tendrán los aumentos que decidan los intendentes.

“Es una medida desacertada y que además ahonda el conflicto que teníamos en los municipios con las cesantías y pretende suspender por decreto una ley”, dijo García este lunes en declaraciones a Radio Provincia.

El gremialista se quejó porque la ley 11.757 sancionada en los años 90 “flexibilizó a los trabajadores e hizo que cada intendente de la Provincia tomara a los trabajadores municipales ineternum con contratos basura”.

Esa situación expone a los trabajadores a que cada fin de año enfrente la posibilidad de perder el trabajo, lo que para García se constituye como un “fraude laboral”, por lo que los empleados municipales “siguen pendientes de las situaciones políticas”.

García defendió a los operarios municipales y se expresó en contra de aquellos que “cobran y no trabajan” porque atentan contra la generación de empleos formales en el ámbito estatal y deja a muchos trabajadores en manos de “verdugos” que especulan con el vaivén de la coyuntura electoral.

El secretario general de la Fesimubo consideró que “la suspensión de la Ley tiene por finalidad hacer lo que están haciendo los intendentes en algunos distritos”, que consiste en reducir la planta de personal con despidos masivos.

Comentarios