Mundo
Viernes 06 de Febrero de 2015

Negociá un aumento de sueldo con estos tips

7 de cada 10 postulantes a un empleo, no sabe cómo negociar su salario… Nosotros te damos algunos consejos a seguir

Unos de los propósitos más comunes que se plantean las personas cada que inicia un año nuevo, son cambiar de empleo y solicitar un aumento de sueldo; no obstante estas metas pueden convertirse en pesadillas si no sabes cómo conseguirlas, sobre todo para aquellas personas que inician su carrera profesional.

Ante este escenario, el rango salarial es un tema presente en todos los actores del mundo laboral. Para buscar un nuevo empleo, conseguir un aumento y hasta para cambiar de carrera, no es fácil saber cuánto debería ganar cada persona en su actividad y hasta a veces es incómoda la situación de preguntarle a un colega.

“7 de cada 10 postulantes a un empleo, no sabe cómo negociar su salario, porque no están informados sobre cómo se comporta el mercado laboral y no saben vender sus habilidades o especialización al momento de ser entrevistados por un reclutador”.Así  lo afirma Karime Soto, Gerente de Marketing y Comunicación del portal de empleo Bumeran.com

La duda en este sentido refleja un tema esencial de la búsqueda laboral: ¿Qué sueldo pido? Y ¿Cuánto valen mis servicios?

Para ello, es esencial investigar cómo se comporta el mercado laboral, recordemos que el trabajo, como cualquier producto o servicio que se comercializa, tiene un precio de mercado y éste se determinará en base a la oferta y la demanda, dando como resultado un precio (salario).

Si buscas o piensas cambiar de empleo y no sabes qué sueldo pedir, el portal de empleo antes mencionado te comparte las siguientes recomendaciones:

1. Regístrate en las principales bolsas de empleo, en ellas podrás visualizar qué vacantes se ofertan de acuerdo a tu perfil, esto te permitirá tener una idea del sueldo aproximado que ofrecen las empresas, así podrás negociar un salario razonable. Además, esta herramienta te permitirá ser visible ante los reclutadores ya que es la principal herramienta para la búsqueda de talento.

2. Si estás en la búsqueda activa, sin ocupación de tiempo completo actualmente y tu idea es ingresar a una empresa formal, es importante que te muestres flexible a la hora de negociar tu remuneración. Las empresas, en general, ofrecen más dinero a quienes están trabajando. ¿Por qué? Porque tienen que dejar un trabajo, y arriesgarse a un nuevo proyecto laboral.

3. Por otro lado, quien no está trabajando, en general, debe ajustarse a lo que le ofrecen, tratando de negociar lo mejor posible en el momento justo. La recomendación es, escuchar una oferta, pedir una mejora que no supere el 20-30 %, y, si el proyecto te convence, acéptalo. Eso sí, deja en claro la posibilidad de volver a negociar el salario en un tiempo determinado (3-6 meses) de acuerdo  al rendimiento o cumplimiento de metas.

4. Respecto a tu carrera, si estás dando los primeros pasos, es conveniente que aceptes una oferta que se alinea a tu objetivo profesional, aunque el valor salario no se adecúe totalmente a lo que buscas. Recuerda que estás iniciando el camino, más adelante vas a tener tiempo de buscar nuevas alternativas, fundamentando la búsqueda en una mejora monetaria.

5. Identifica qué habilidades te hacen más competitivo, quizás no cuentes con experiencia, pero si tomaste algún curso, diplomado o especialidad destácalo en tu CV. Hoy en día, los reclutadores están en búsqueda de talento joven con habilidades tecnológicas que los hacen más cotizados frente a su competencia, incluso ante personas con una larga carrera profesional que por falta de actualización,  los pone en desventaja ante los recién egresados.

Fuente: de10

Comentarios