País
Miércoles 25 de Mayo de 2016

Murió Daniel Muñoz, el ex secretario de Néstor Kirchner

El ex funcionario enfrentaba una enfermedad terminal. Semanas atrás su salud se deterioró y se esperaba un desenlace fatal. Su nombre reapareció con la investigación de Panamá Papers.

El ex secretario privado de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz, falleció hoy en la ciudad de Buenos Aires. Enfrentaba una enfermedad terminal y vio en las últimas semanas deteriorado su ya débil estado de salud. Fuentes políticas cercanas al kirchnerismo confirmaron a Infobae el deceso y aclararon que todos los detalles los manejaba con estricta reserva su familia.
Daniel Muñoz fue un estrecho colaborador del ex presidente, tanto cuando estaba a cargo de la primera magistratura como también luego de que dejara la máxima autoridad del país en manos de su esposa Cristina Kirchner. El mes pasado el nombre del ex secretario volvió a ser mencionado por la aparición en la investigación de los denominados #PanamaPapers, la megafiltración de documentos comerciales que revelaron cuentas y empresas offshore de miles de personas en todo el mundo, entre dirigentes políticos, sociales y deportistas.

Una de las fuentes consultadas confirmaron que el deceso se produjo hoy en su casa de la Capital Federal, donde residía después de haber dejado Río Gallegos, donde conoció y empezó a trabajar para los Kirchner. Las mismas fuentes indicaron que desde el año pasado arrastraba un cáncer fulminante.
En la bio publicada por Infobae el domingo 3 de abril, se destaca que Daniel Muñoz fue cobrador del estudio jurídico de los Kirchner a principio de los 80, asesor en el gobierno santacruceño en los 90, secretario privadísimo de Néstor Kirchner durante su presidencia y los dos primeros años del gobierno de Cristina.
También se reveló que, junto a una vida de trabajo al lado del matrimonio presidencial, Muñoz incursionó en la vida empresaria: era dueño de complejos hoteleros en San Martín de los Andes y El Calafate, titular de empresas dedicadas a los negocios inmobiliario, logístico y petrolero, propietario de inmuebles en Miami. Además, de acuerdo con el trabajo difundido por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), accionista principal de una firma con sede en las Islas Vírgenes Británicas que tenía el objeto supuesto de realizar inversiones inmobiliarias en los Estados Unidos.
"Muñoz pertenece al mismo clan de Rudy Ulloa, Lázaro Báez y Ricardo Jaime", resumía ese perfil, que tambien lo describió como la sombra que acompañó día y noche a Kirchner durante su mandato. El ex Presidente mantenía una relación de confianza con Muñoz, que incluía las bromas pesadas y juegos de manos en los que más de una vez terminaron accidentados.
"En una oportunidad, durante su segundo mandato como gobernador de Santa Cruz, Kirchner debió ser atendido en el hospital de El Calafate a raíz de un corte en el cuero cabelludo. Se había golpeado la cabeza con una campana de cocina en medio de una "lucha" –así la llamaban- con su secretario personal, Daniel Muñoz. El entonces gobernador se negó a salir del hospital con un moñito de sutura a la vista: Muñoz, que lo acompañó durante la asistencia, debió improvisarle una gorra con una media", cuenta Walter Curia, en su libro "El último peronista. La cara oculta de Kirchner".

Fuente: Infobae

Comentarios