Mundo
Lunes 09 de Octubre de 2017

Una multinacional abrió la puerta a las empresas para salir de Cataluña si se declara la independencia

Las aseguradoras SegurCaixa Adeslas y MGS anuncian su traslado, mientras que GVC Gaesco lleva su sociedad de valores a Madrid

La multinacional de hemoderivados Grifols también mueve ficha ante una eventual declaración ulilateral de independencia del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Fuentes de la compañía han asegurado que en el "hipotético supuesto de que la actual situación derivase en un nuevo escenario que pudiese afectar el curso normal de los negocios o de la situación financiera de la compañía, el consejo acordaría las medidas necesarias". Estas mismas fuentes han asegurado que, de momento la empresa no ha convocado al consejo para cambiar la ubicación de ninguna de las sedes corporativas y que de momento no hay previsión de hacerlo, pero que sus ejecutivos siguen los próximos acontecimientos que puedan darse en Cataluña. Si los órganos de gobierno de Abertis, Cellnex y Colonial aprueban hoy el cambio de domicilio social fuera de Cataluña, Grifols sería la única empresa catalana que quedaría en el Ibex-35, a la espera de ver qué ocurre con la declaración unilateral.


Grifols, que en los seis primeros meses de 2017 facturó 2.192,4 millones de euros, un 12,3% más que en el mismo periodo de 2016, tiene más de dos tercios de su negocio en EE UU y Canadá, según las últimas cuentas publicadas, y sólo un 15,4% en la UE, incluyendo España. Además, la farmacéutica, especializada en productos derivados del plasma, trasladó en 2014 a Dublín (Irlanda) la gestión de tres cuartas partes de su negocio, atraída por la favorable fiscalidad irlandesa. En concreto, trasladó a Irlanda la política comercial, las actividades de I+D, la gestión de la tesorería y, sobre todo, la división Bioscience, que se centra en los hemoderivados y que representa más del 80% de su negocio.


Si decide mantener la sede en Barcelona, será la única empresa del Ibex que opta por seguir en Cataluña, tras las mudanzas de CaixaBank, Banco Sabadell, Gas Natural Fenosa la semana pasada y las probables de Abertis, Colonial y Cellnex este lunes. Es decir, la semana pasada, siete empresas del Ibex 35 tenían su sede en Cataluña. Este lunes puede quedar solo una.


La empresa de infraestructuras Abertis tiene convocada para primera hora de esta tarde una reunión extraordinaria de su consejo de administración con el fin de aprobar el traslado de su sede. Según fuentes de la concesionaria citadas por Europa Press, el destino de sería Madrid, donde la empresa dirigida por Francisco Reynés tiene unas oficinas. Abertis sigue así los pasos de Criteria CaixaHolding, su primer accionista de referencia (22,3% de su capital), que optó el fin de semana por llevar la sede a Palma. Criteria es, a su vez, controlada al 100% por la Fundación bancaria de La Caixa, que también se ha mudado a Palma.


El sector financiero fue el primero en anunciar sus traslados a otras comunidades. Los consejos de Banco Sabadell y CaixaBank fueron los primeros en hacerlo, pero fuentes del mercado avisaron de que ese sector iba a ser el más visible en cuanto a mudanzas del domicilio social por la necesidad de estar dentro del paraguas del Banco Central Europeo. El grupo financiero de inversiones GVC Gaesco, por ejemplo, ha decidido trasladar a Madrid la sede de su sociedad de valores, GVC Gaesco Beka, según ha confirmado la compañía a través de su cuenta de Twitter. La sociedad de la firma, presidida por Àngels Vallvé, está registrada en las bolsas de Barcelona, Madrid, Valencia, París, Ámsterdam, Bruselas, Lisboa y Frankfurt. En concreto, la firma se dedica a la intermediación, a la gestión de carteras de valores y a servicios de banca de inversión.


Pero los efectos de esa fuga de empresas se está dejando notar también en el sector de los seguros. Dos compañías, de momento, han decidido su traslado. MGS Seguros, que este año cumple 110 años de su fundación, dedició el pasado viernes en un consejo extraordinario llevar su sede social a Zaragoza, según han explicado fuentes de la empresa, para "proteger a clientes y accionistas" ante el actual contexto político. Por su parte, SegurCaixa Adeslas, líder en seguros de salud en España, también ha decidido mover su sede a Madrid en un momento, según Europa Press. Catalana Occidente informó la semana pasada que lo estaba estudiando.


Ya fuera de los índices bursátiles, otras empresas también están optando por trasladar sus sedes sociales fuera de Cataluña. Este lunes lo ha anunciado la papelera Torraspapel, que se muda a Madrid. Según ha informado en una nota de prensa, su consejo de administración ha decidido el traslado "por la incertidumbre derivada por el actual contexto político catalán". Torraspapel facturó en 2016 766 millones de euros y cuenta con 1.900 empleados.


En los últimos días, también han trasladado su sede empresas como Agbar, la biotecnológica Oryzon, la compañía de telecomunicaciones Eurona, la textil Dogi y la empresa de reprografía Service Point. Antes de verano, Cataluña ya había perdido Naturhouse.


MODDY'S VE POSITIVO EL TRASLADO DE CAIXABANK Y SABADELL

La agencia de calificación Moody's considera positiva la salida de CaixaBank y Sabadell de Cataluña ante la inestabilidad e inseguridad en Cataluña por el desafío independentista. En una nota emitida este lunes, la agencia que "los cambios de domicilio son positivos para el crédito de CaixaBank y Banco Sabadell porque aseguran que los clientes y acreedores de los bancos seguirán dentro del marco legal de España y de la UE en el caso de que Cataluña lograse la independencia", extremo que la agencia no considera probable. Subraya la agencia que, tras el traslado, ambos bancos seguirán estando en la zona euro, los ahorradores seguirán cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos y las entidades seguirán teniendo acceso a la liquidez del BCE. "La mejora en la seguridad jurídica debería ayudar a restablecer la confianza de los inversores y los depositantes", concluye María Cabanyes, vicepresidenta senior de Moody's, que firma la nota.


La agencia destaca que ambos bancos tienen "sólidos colchones de liquidez" y no tienen vencimientos de deuda importantes en lo que queda de año. Pese a que pronostica que las tensiones con Cataluña seguirán y pueden ocasionar "volatilidad" en los negocios, no ve peligro de contagio a otros bancos españoles.

Comentarios