Mundo
Sábado 04 de Julio de 2015

Mujer alérgica a la electricidad, los celulares y la señal de Wi-Fi

En las raras ocasiones en que Jackie Lindsey sale a la calle, lleva un traje de plata con un velo para ocultar todo su cuerpo y la cara.

Los vecinos de esta mujer inglesa de 50 años dicen que el atuendo la hacer ver como "un apicultor" que ha perdido sus facultades mentales.
 
Pero la señora Lindsey no trabaja con abejas, sino que necesita el traje porque es alérgica a la electricidad.
 
Ella fue diagnosticada con hipersensibilidad electromagnética (EHS), y dice que cualquier persona que utilice Wi-Fi o una señal de teléfono móvil a su alrededor podría causarle un ataque similar a un shock alérgico.
 
Como resultado, ella ha dejado de lado todos los productos eléctricos en su vida. En su casa, utiliza velas para la luz y el gas para la calefacción y la cocina.
 
El traje que lleva cuando sale de su casa está tejido en tela de plata, para reflejar los campos magnéticos a su alrededor.
 
Y ella también utiliza un dispositivo de prueba de campo electromagnético (EMF) para medir la corriente magnética en el aire, cuando está en lugares públicos.
 
La señora Lindsey llevaba una vida normal hasta hace ocho años, cuando comenzó a sufrir síntomas neurológicos, mareos, dolores punzantes en los ojos y entumecimiento en sus manos, hasta que se le descubrió el mal que padece.
 
Ahora vive casi como un recluso, en una zona rural en Wimborne, Dorset, después de verse obligada a vender su antigua casa, porque podía sentir la electricidad de su vecino.

Comentarios