San Juan
Domingo 27 de Marzo de 2016

Monseñor en Pascua: “Es difícil perdonar a los que me calumnian pero los perdono de corazón”

Es la 15va vez que sube a las Sierras Azules como obispo de San Juan y podría ser la anteúltima que lo haga con esa embestidura. En medio de la polémica, Monseñor Alfonso Delgado habló con sanjuan8.com bajando dichas sierras. Lamentó el actuar de los medios de comunicación y le dedicó unas palabras a los sacerdotes que le soltaron la mano. 

Este no es cualquier año para la Iglesia Católica. Es nada menos que el “año de la misericordia y el perdón” por lo cual, Monseñor subió a la cumbre de las Sierras Azules para oficiar una misa por indulgencias. Precisamente, en su homilía habló de perdonar a sus hermanos en tiempos de Pasión y Resurrección, consigna que se tornó complicada para él a los ojos de los hombres.
Luego de sus palabras comunitarias, a lo alto de las sierras, bajó de manera sigilosa y sin apuro asegurando que lleva 15 peregrinaciones con esta investidura y que esta vez le costó mucho más. Aunque no quería dar declaraciones en Semana Santa, habló con sanjuan8.com y envió un mensaje a los medios de comunicación y a los sacerdotes que le soltaron la mano.
El que sube con fe sabe que todas las subidas son diferentes aunque el camino sea el mismo..
Es así, todas las subidas, las bajadas y los momentos que pasas ahí arriba son diferente. A mí me gusta aprovechar la subida y la bajada para rezar por toda la gente; por lo que suben, los que bajan, por la familia.
¿Y por usted no ha rezado?
También. Para siempre portarme bien.
¿Considera que se porta bien?
Lo intento. Tengo la conciencia muy clara y gracias a Dios muy recta. Se distinguir la mentira de la verdad. La verdad de la calumnia y por eso me duele mucho que con mucha mentira y complicidad se calumnie al Obispo y a la Iglesia, en Semana Santa. Si quisiéramos encubrir algo no vamos a la Justicia. El Arzobispado funciona en blanco. Si pido una resma de papel para impresora o un cartucho debo firmar un recibo porque eso se registra. Que una persona que está acorralada salga a decir esas cosas y que diga que era para el Obispo, no lo entiendo. Algunos medios seguirán siendo cómplices de eso. Se compran la tortilla al revés y se la tragan; y se la hacen tragar a la población. Yo lo único que he pedido en esta peregrinación es que Dios me siga dando un corazón capaz de perdonar.
¿Es difícil rezar de corazón por quien considera que lo calumnia?
Es difícil, sí. Nunca sale espontaneo, tenemos que pedirle ayuda a Dios. El que aprende a perdonar, aprende a querer. Yo recomiendo que sepamos perdonar. El que no sabe hacerlo se encierra como en una cárcel. Se mete él mismo detrás de una reja que no se sale salvo, perdonando. Qué triste seria tener un Obispo que ve que las cosas se hacen mal y se callara la boca. Yo me pregunto por qué cuando uno actúa con transparencia los medios de comunicación dan vuelta el argumento a favor de quien no tiene obligación de decir la verdad. Yo si tengo esa obligación. Una excusa casi infantil se convirtió en una acusación y eso lo tengo que perdonar… a veces cuesta pero perdono de corazón.  Me duele el daño que se hace a la gente y a la Iglesia. Quiero adelantar que seguirán avanzando. Seguirán las calumnias y las mentiras y el medio lo va a seguir comprando. Pido la alegría de poderlos perdonar y que Dios los perdone también.
¿Y a los sacerdotes que le soltaron la mano?
Hay sacerdotes que tienen algún problema y a veces se puede pisar algún callo para ayudar a ese problema. Esto es desde hace años. También pasó entre los discípulos de Jesús.
¿También hubo internas entre los discípulos?
No, internas no pero alguno que falló… alguno que falló y se desesperó. Falló pero tuvo la valentía de mirar a Jesús. Yo pido a Dios que todo aquel que tenga problemas, mire a Jesús.  
El Viernes Santo pedimos perdón por esos fallos, por los pecados. ¿Cuál siente que fue su pecado?
Quizás tendría que aprender a poner menos confianza. Pero no me arrepiento de eso porque prefiero confiar en la gente. Es triste no poder confiar. Si alguien abusa de confianza prefiero que sea el otro, no yo. Quiero creer la palabra que escucho porque procuro que la mía diga la verdad.
¿Cuál es su mensaje de Pascua para sus calumniadores?
Para todo que miremos a Jesucristo. Yo no juzgo, lo hará la Justicia. Uno no come clavos, ves lo que es verdad y lo que es mentira. Pero yo no juzgo, lo hará Dios por mí.
 

Comentarios