Mundo
Domingo 30 de Enero de 2011

Mohamed El Baradei, Nobel de la Paz, pidió "un nuevo Egipto"

El líder se unió a las multitudinarias protestas antigubernamentales que tienen lugar en el centro de El Cairo y dijo a los manifestantes: "Tenemos un objetivo, el fin del régimen y el principio de un nuevo Egipto".

El premio Nobel de la Paz 2005, Mohamed El Baradei, a quien grupos de oposición le pidieron que negociara con el ejecutivo de Hosni Mubarak la formación de un gobierno de unidad nacional, aseveró que sus compatriotas han "recuperado" sus derechos. "Lo que hemos empezado no puede volver atrás", manifestó El Baradei en la Plaza Liberación (Tahrir), el epicentro de las manifiestaciones en la capital egipcia. A la caída de la noche, la multitud seguía concentrada en esa plaza en un nuevo desafío del toque de queda y pese a los esfuerzos del ejército de remotar el control de la situación.

Demostración de fuerza

Este domingo, el ejército montó una aparente demostración de fuerza en El Cairo, durante el sexto día de protestas contra el gobierno que han dejado más de 100 muertos y miles de heridos. Dos aviones de la fuerza aérea y un helicóptero volaron repetidamente a baja altura sobre la Plaza Tahrir. Una columna de tanques también llegó al lugar, pero fue bloqueada por los demandantes.

Mientras tanto, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, pidió una "transición ordenada" del poder en Egipto. "Queremos ver una transición ordenada para que nadie llene un vacío. Debe haber un plan bien pensado que traiga un gobierno democrático y participativo", dijo a la cadena de noticias Fox.

"Tampoco queremos que alguien asuma el poder llevando las cosas no hacia la democracia sino hacia la opresión y el fin de las aspiraciones del pueblo egipcio", aseguró.

"Ánimo desafiante"

El editor de la BBC para Medio Oriente, Jeremy Bowen aseguró, desde la Plaza Liberación, que hay un ánimo desafiante entre quienes protestan en el lugar y acusan al ejército de tratar de intimidarlos.

Antes, a pesar de la presencia de vehículos armados, los manifestantes parecían tener total libertad en el centro de la ciudad, sin que hubiera allí miembros de la policía anti motines contra la que se habían enfrentado en los últimos días. De hecho, por un momento un oficial del ejército fue cargado en hombros por los manifestantes.

Se espera que en las próximas horas el gobierno anuncie un nuevo gabinete. Por la mañanaMubarak visitó el cuartel del ejército para supervisar los planes de seguridad. Previamente las transmisiones de la cadena de noticias, Al Jazeera, fueron interrumpidas después de que el gobierno egipcio ordenara que suspendieran su servicio y retirara las acreditaciones al personal de la empresa. La embajada estadounidense comenzó a preparar la evacuación de sus ciudadanos y les pidió abandonar el país lo antes posible. Turquía envió dos aviones a Egipto para sacar del territorio a sus nacionales.

Por su parte, Israel aseguró que estaba "vigilando" el curso de los acontecimientos en el país vecino. Muchos egipcios han desafiado el toque de queda del gobierno, principalmente en la Plaza Liberación. El domingo es el primer día hábil de la semana en Egipto, pero los bancos y escuelas permanecen cerrados. Las protestas en Egipto se dan después de las manifestaciones en Túnez hace un par de semanas, que derrocaron al presidente Zine al-Abidine Ben Ali, tras 23 años en el poder.

Comentarios