País
Viernes 03 de Abril de 2015

Misiones se moviliza para ayudar a dos hermanitas siamesas

Las nenas nacieron unidas por su vientre y pelvis. Estuvieron mucho tiempo internadas, se habían recuperado y ahora volvieron al hospital. La historia conmueve a toda una provincia.

Bianca y Luciana, las bebas, nacieron por cesárea a las 38 semanas de gestación unidas por el abdomen. Tras un largo período de cuidados, hace una semana los médicos las habían mandado a su casa. Pero a los dos días debieron volver a internarlas porque una de ellas estaba con vómitos y deshidratación, y así siguen hasta este viernes.

Así lo confirmaron a Clarín fuentes del centro de salud y también sus padres, una pareja que vive en una vivienda precaria del barrio San José de Moreno. El papá, Ricardo Fernández, es empleado de limpieza en un instituto de menores, pero esta mañana estaba en el hospital al cuidado de las bebas. La mamá se llama Paula López y es ama de casa.

Las nenas nacieron unidas por la pelvis y comparten parte del intestino y las vías urinarias. Los médicos aseguran que su separación sería viable, pero para hacer la intervención será necesario esperar entre 8 y 12 meses. "Tenemos fe de que esto pueda llegar a buen puerto", se esperanza la madre. Pero no oculta su preocupación por los gastos que el tratamiento les está ocasionando.

"Lo que estamos pidiendo es que quien pueda nos ayude leche maternizada, ropa, pañales y bolsitas de colostomía. Cualquier cosa que nos puedan acercar realmente nos vendría muy bien", continúa.

Comentarios