Mundo
Martes 14 de Abril de 2015

Mirá los tips para lograr que él se defina

Llevás saliendo más de cuatro meses y todavía no te pide que seas su novia...

Situación: estás saliendo y la condición de saliente parece perpetuarse, estás interesada en algo más serio y no sabés cómo plantearlo. Es claro que sólo tendrías que preguntar ¿qué somos?,  pero el problema es que sacar este tipo de temas a veces los espanta. Lo primero que piensan es que ya te querés casar y es casi regla que la mayoría de los hombres esquiven esta posibilidad hasta cierta edad en tanto la relacionan con la cárcel –hablando en sentido figurado, obviamente-.

Lo cierto es que el hecho de querer consolidar una relación desde el noviazgo no necesariamente significa intención de matrimonio sino tan sólo poder conocer al otro con mayor profundidad y disfrutar de a dos. Sería como decir “yo te elijo para compartir juntos, me muestro tal como soy y quiero conocerte tal como sos”.

Con esta mirada, aquí te recomendamos algunos tips que pueden servirte para sacar el tema en forma indirecta sin que él se sienta presionado y reaccione huyendo.

1. Recurrí a la historia de "una amiga"..

Le comentás que este finde no salís con él porque vas a comer con "una amiga" que quiere contarte sobre su  nuevo saliente. Y le das un poco más de detalles:
- "Resulta que mi amiga llevaba 5 meses saliendo y, cuando él le pidió que fuera su novia, ella le dijo que era demasiado tarde y que, por no haberlo planteado antes, decidió no involucrarse más sentimentalmente y tomar esa relación tan sólo como un pasatiempo. Por eso cortaron y ahora sale con otro".

Dándole toda la razón a ella, le decís que estás feliz por tu amiga. Esta historia puede ser de utilidad para que le llegue un mensaje muy claro: que no vas a ser una saliente eterna.

2. Pedile ayuda a tu amiga I

Otra manera de llamar su atención es acudiendo nuevamente a una amiga -pero esta vez una de verdad-, que le  pregunte en algún momento: ¿¿Y?? ¿Ya son novios?, previo haberla entrenado para que insista lo necesario para obtener una respuesta.

3. Pedile ayuda a tu amiga II

Tu amiga puede comentarle que hay un candidato dando vueltas, un amor de muchos años atrás que él no conoce, que ve que llevan mucho tiempo saliendo y la cosa no prospera.
Procurá que ella tenga facilidad de palabra y sepa darle a entender, indirectamente, que si no define la relación pronto habrá otro para reemplazarlo.

4. Aprovechá un cumpleaños familiar

Así como de pasada, le comentás del cumple de tu papá, un almuerzo familiar de domingo. Y con una gran cara de poker le decís:  "si tenés ganas de comerte un asadito, avisame que te busco". Y cambiás de tema inmediatamente. Nada de insistir o ponerte densa.

Habrá que ver qué responde. Por lo pronto, habrás logrado que comience a considerar el paso a un nivel de mayor compromiso en la relación.

5. Ultimatum

Hay muchas mujeres que no dan tantas vueltas. Si bien no plantean el famoso "¿nosotros qué somos?", sí son directas y contundentes.  "Si querés seguir conmigo yo quiero un título, algo serio, una verdadera relación de pareja. Si no, mejor que cortemos. No tengo tiempo para jugar."

Más claro, imposible. Ahora bien, esta forma de acercarse no siempre genera un impacto positivo en él.

6. Consumalo

Otra alternativa es consumar el hecho. Nunca te propuso de manera explícita que fueras su novia, pero podés darlo por sentado y presentarlo formalmente con un: "Hola, él es mi novio Juan.".
O bien podés recurrir a las redes sociales y ponerte en estado de "en una relación".  
Después tendrás que ver qué hacer con su reacción...

Si alguna de ustedes, queridas lectoras, ya pasó por esto, agradeceremos que nos compartan sus experiencias. ¡Siempre hay algo que aprender!

Fuente: primerafila

Comentarios