País
Miércoles 25 de Mayo de 2016

Miles de misioneros aprovecharon el feriado para ir a cargar nafta a Paraguay

Se formaron colas de hasta 20 cuadras para cruzar la frontera y poder ahorra hasta 300 pesos. Cada misionero tuvo que esperar alrededor de dos horas para poder cruzar la frontera.

Los misioneros que hoy decidieron hacer rendir sus pesos en los comercios de Encarnación, Paraguay, tuvieron que soportar hasta dos horas de espera para completar los trámites migratorios. A media mañana la fila de automóviles superaba las 20 cuadras.
A los tentadores precios de productos electrónicos y prendas de vestir, ahora se sumó otro imán: el costo del combustible. Llenar el tanque en el vecino país puede significar un ahorro cercano a los 300 pesos. Los vehículos con patente argentina en las estaciones de servicio de Encarnación se multiplicaron a partir del aumento del 10% que rige desde principios de mes.
Los misioneros también comenzaron a visitar los supermercados en busca de algunos productos básicos que tienen precios inferiores a los de los comercios locales.
 Muchas personas optaron por dejar sus automóviles en el acceso al Puente y utilizar los ómnibus internacionales o el servicio de tren para llegar hasta la zona comercial de Encarnación.
Fernando Vely, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas, sostuvo que en los comercios de la capital misionera se registra una “baja en las ventas, lo cual está acelerando el cierre de negocios” debido a la marcada asimetría con Paraguay.
“Al comercio posadeño le resulta difícil competir con los negocios paraguayos por la presión impositiva que tenemos aquí”, se quejó Vely.
La preocupación de los comerciantes fronterizos se extiende a toda la provincia. En San Antonio, sostienen que la gente cruza a Brasil en busca de los principales artículos de la canasta alimentaria y sólo compran en los mercados locales cuando se termina el efectivo y deben recurrir a los plásticos.
El vicepresidente de la Cámara de Comercio de Puerto Iguazú, Jorge Florentín, dijo que en la ciudad de las Cataratas “hay cierre de comercios todos los días”. El mayor temor es volver a un escenario similar al de la década del 90, con locales cerrados por falta de clientes.
En Encarnación, el titular de la Cámara de Comercio, Enrique Velázquez, admitió que el aluvión de compradores generó una fuerte recuperación de las ventas, que en algunas jornadas llegó a cuadruplicarse.
"El argentino que viene a hacer una diferencia de precios, se pega una vuelta por las estaciones de servicio y de paso, recorre el circuito para mirar y algo se lleva, si es de su conveniencia en los rubros más buscados: indumentaria, calzados, frazadas. Todavía no sabemos si hay un impacto en los supermercados, porque no tenemos los valores de los productos de la canasta familiar, pero hemos notado que casi todos llegan buscando diferencia de precio en el combustible, que es muy importante”, dijo el dirigente.
Para frenar el éxodo de compradores, el gobernador misionero Hugo Passalacqua y su gabinete iniciaron gestiones ante el Gobierno Nacional para lograr una alícuota diferencial del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC). Sostienen que una merma permitiría bajar el precio de la nafta súper unos tres pesos por litro con un costo fiscal casi nulo, ya que se compensaría con una mayor venta.
 

Comentarios