Mundo
Martes 01 de Febrero de 2011

Miles de egipcios salieron la calle y se concentran para la multitudinaria marcha contra Mubarak

La plaza Tahrir de El Cairo comenzó a colmarse esta mañana a la espera de la “marcha del millón de personas” que fue convocada por la oposición y que busca poner fin a 30 años del régimen de Hosni Mubarak. La movilización estaba prevista para el mediodía (7.00 de la mañana en la Argentina) pero aún continuában llegando cientos de presonas. Las protestas cumplen hoy ocho días.

El duelo entre el líder del régimen egipcio Hosni Mubarak y los manifestantes que desde hace una semana reclaman su renuncia vive hoy una prueba decisiva, con la convocatoria a marchas de "un millón" de personas.

Helicópteros militares sobrevuelan la ciudad y los soldados desplegados en la capital desde el viernes controlaban los accesos.

Pero el ejército -uno de los pilares, junto a la policía, del régimen autoritario egipcio- ya dejó claro que consideraba "legítimas" las reivindicaciones del pueblo y anunció que no recurriría a la fuerza contra los manifestantes."La libertad de expresión de forma pacífica está garantizada para todos", afirmó el lunes portavoz del Ejército

Una marcha similar a la de El Cairo fue convocada en Alejandría, junto al Mediterráneo, como respuesta a la decisión de las autoridades de interrumpir el tráfico ferroviario desde el lunes.

La rebelión reúne a fuerzas políticas de todo cuño, desde la oposición laica a la islamista, pasando por una nebulosa de cibernautas que desencadenaron el movimiento.

Más de 5.000 personas se encontraban ya congregadas en la madrugada en el centro de El Cairo, donde muchas de ellas pasaron la noche, pese al toque de queda que concluyó a las ocho de la mañana (06H00 GMT).En la Plaza Tahrir (Plaza de la Liberación), epicentro de las revuelta, los manifestantes gritaban "¡Fuera Mubarak!" y enarbolaban pancartas con la imagen de Mubarak colgado y una leyenda al pie: "Tu cabeza rodará".

"La pelota está ahora del lado de los europeos y los norteamericanos. No queremos nada de ellos, pero tampoco queremos que ayuden a Mubarak", dijo a la AFP un manifestante, Usama Alam, de 43 años.

Comentarios