Policiales
Martes 08 de Noviembre de 2016

Mataron a un joven a puñaladas sólo para robarle el celular

"Esta noche te mato, me cargo en tu vida", le advirtieron tres conocidos a Lionel Agüero, de 17 años. A las dos horas lo asesinaron en Rosario.

Elizabet Agüero está sentada en el patio de su casa de Lejarza al 4200, en zona oeste. Una gallina da vueltas por el fondo y dos de sus siete hijos la rodean. No tiene más de 30 y pico de años. La mujer no puede hablar mucho y al recordar que su hijo Lionel Alexis, de 17 años, murió asesinado de dos puñaladas, llora. "Fueron tres pibes del barrio a los que él conocía desde hace mucho. Se me murió entre las manos", cuenta Elizabet. Por el crimen fueron detenidos dos jóvenes de 17 y 23 años mientras que un tercero se encuentra prófugo.

La madrugada del domingo Lionel Alexander Agüero estaba con su novia en un cumpleaños en Gaboto y Avellaneda. Alrededor de las 2 de la madrugada cruzó entre las calles sinuosas del barrio a Gonzalo R., de 23, y a Alan C., alias "Chimi", de 17, quienes quisieron robarle el celular. El adolescente los eludió y uno le gritó: "Yo esta noche te mato, me cargo con tu vida por que no valés nada". Según la versión de los investigadores, a las 4 lo volvieron a cruzar y junto a un tercero, aún prófugo, le asestaron dos puñaladas y cumplieron con la amenaza.

Media hora después un móvil de Gendarmería que patrullaba la zona dio con Gonzalo R. y Alan C. Les secuestraron dos cuchillas y quedaron a disposición de la Justicia. En el caso de Alan quedó bajo tutela de un juzgado de Menores

Alrededor de las cuatro de la madrugada Kevin Agüero, de 15 años, entró corriendo al pasillo en el que vive su familia: "Mamá, le dieron a Lionel", le dijo a Elizabet. Ella corrió desesperada tres cuadras y cuando llegó a Gaboto y Avellaneda vio un reguero de sangre. Al final de esa línea estaba Lionel.

De los testimonios de los vecinos y del relato de Elizabet se pudieron reconstruir las últimas horas de Lionel, que esperaba ir a la cancha el domingo a ver a Rosario Central contra Independiente, pero no llegó.

Primer cruce. Esa madrugada Lionel estaba con su novia en un cumpleaños tomado algo cerca de su domicilio. A las 2 sintió frío y fue hasta su casa a buscar una campera. A la vuelta se topó con Gonzalo R. y con Alexis, el "Chimi". Le gritaron algo y él respondió. "El Chimi le quiso robar el celular pero él iba en bicicleta, lo dejó atrás y lo insultó. Ahí el pibe lo amenazó con que iba a matarlo", dijo Elizabet.

Por la espalda. A las 4 Lionel le dijo a su novia que quería levantarse temprano el domingo para ayudar a su abuelo, que vive cerca de su casa, y así conseguir unos pesos para ir a la cancha. Se subió a la bicicleta y enfiló nuevamente a su casa. Al llegar a Gaboto los dos atacantes lo insultaron y lo corrieron unos metros, hasta que pudieron voltearlo del rodado. Todo fue gritos e insultos. Los amigos de Lionel llegaron hasta esa esquina y casi vieron el desenlace.

"Lo agarró uno de la espalda, porque Lionel medía un metro 80 y pico, y el otro le dio dos puñaladas: una en el pecho y la otra en el corazón", contó la madre de la víctima.

Lionel pudo correr unos metros y cayó malherido. Un vecino dijo que "los amigos llegaron casi en el momento en que además pasaba una chata de Gendarmería. Los milicos no sabían qué pasaba y empezaron a ponerlos contra la pared y a detener a todos los pibes, mientras las chicas les decían que los que habían atacado eran el Chimi y el amigo. Todos los conocemos", contó.

Según Jesús, padre de Lionel, la ambulancia "tardó mucho en llegar". "Lo llevamos al Hospital Clemente Alvarez con un vecino, pero llegó muerto. Se dijo que fue un ajuste de cuentas pero mi hijo no tenía antecedentes y era un gran pibe. Lo mataron para robarle el celular, que después apareció", sostuvo.

En una zanja. Minutos más tarde y en un operativo en pinzas los gendarmes detuvieron a los dos principales sospechosos y les secuestraron a cada uno sendos cuchillos que forman parte de la evidencia de la causa. En la investigación posterior participaron la Policía de Investigaciones (PDI) y la seccional 13ª. La causa respecto del mayor de edad recayó en el fiscal Ademar Bianchini. En una zanja encontraron el celular, los documentos y billetera de Lionel.

El barrio, donde Alan "Chimi" C. es muy conocido, ayer estaba conmovido. Un vecino comentó que "ese día estaba buscando problemas pero nadie le daba bola y se la agarró con el pibe muerto. Es terrible el Chimi. El otro pibe dicen que ya tiene una muerte encima pero que se hace el loco y que después se escapa de los lugares donde lo internan. También dicen que el 4 de enero el Chimi cumple 18 años".

La vida de Lionel era sencilla. Su madre contó que "iba a la escuela pero como de chico tuvo una enfermedad no había terminado la primaria". "El año que viene se iba a sacar el carné de conducir porque quería compararse un remís y pagarse los estudios con eso. Según me dijo la novia tenía ganas de ir a estudiar afuera, pero no se qué", recordó Elizabet.

Otro joven que participó de la muerte de Lionel se encuentra prófugo y, si bien lo busca la PDI, los familiares de Lionel decidieron marchar a Tribunales para reclamar su detención y que Chimi "no salga" del lugar donde le toque estar alojado. "Al Chimi no lo quiere ni su propia familia, se droga y ni sabe quién es", dijo otro vecino por lo bajo. (La Capital).

Comentarios