Jueves 07 de Julio de 2016

Masacre en Necochea: así fue la secuencia del horror

Se presume que el asesino mató primero a su mujer, luego atacó a sus hijos, a uno de ellos en la calle, donde asesinó también a su vecino, regresó a la casa y ultimó a sus hijas.

Roberto Vecino, el múltiple asesino de Necochea que mató a su familia, a un vecino y luego se suicidó, realizó una secuencia frenética para concretar los homicidios. La acción se desarrolló en la vivienda del barrio Fonavi, y también en la calle. Vecino usó un machete y un pequeño cuchillo para consumar la tragedia.
Según se pudo reconstruir,  todo comenzó con una discusión temprana, tras la cual el homicida habría matado a su mujer, Marta Esther Curuchet, cuyo cuerpo se encontró en la casa que ocupaba Vecino. La pareja estaba separada, pero vivían en el mismo terreno, en el que el hombre había construido otra vivienda.
Luego, se escucharon ruidos y el homicida apuñaló a su hijo, Roberto. Giró y con la misma arma apuñaló en el pecho a una de sus hijas. Roberto, herido, intentó un escape por la calle. Pero Vecino salió a correrlo y lo degolló a 50 metros de la casa.
En esa situación, en plena calle, pasó Horacio Córdoba, un vecino que quiso frenar al asesino. No pudo. Córdoba recibió un golpe, intentó escapar, pero patinó en el barro y fue apuñalado.
El asesino volvió a la casa a buscar a las hijas, que estaban encerradas en el dormitorio de planta alta. Una de ellas, herida. Pateó la puerta y las mató. Sus cuerpos quedaron destrozados, según quienes vieron la escena. Cuando llegó la policía, encontró a Vecino ahorcado.
La tragedia tiene un sobreviviente y único testigo, Pablo Curuchet, hermano de la madre de las chicas. Otros dos integrantes de la familia salvaron sus vidas porque no estaban en el momento del ataque. Son un hermano de los Curuchet, de 40 años, y un hijo de la pareja, de 10. Ambos son discapacitados y estaban en la escuela durante esas horas.
El asesino vivía solo en la casa que había construido en el mismo predio en el que estaba la otra vivienda, que habitaban su mujer, sus hijos y los hermanos de ella.

Comentarios