Espectáculos
Lunes 14 de Marzo de 2016

Mariana Brey, la panelista diosa que va por el Bailando

La periodista de Este es el Show y BDV posó para Ciudad.com, antes de su posible ingreso al gran show de Tinelli. Carácter y un cuerpazo, dos de sus fuertes para ShowMatch.

Mariana Brey (37) planea un salto que pocos han transitado en la historia de ShowMatch: de comentar los pormenores del Bailando en Este es el Show, con sus amores y peleas, a ser la protagonista de esas mismas historias. Un salto que conlleva riesgo, como todo lo nuevo, pero que la bella panelista está dispuesta a correr.
 
"Si hay algo que no me gusta, tengo las armas necesarias para defenderme", le advierte a Ciudad.com, donde precalentó su posible ingreso con una sensual producción de fotos. Porque además de una actitud aguerrida, y de su entrega total en todo lo que hace, como confiesa, Mariana promete ponerle una cuota hot a este Bailando 2016. ¡Sus súper curvas hablan por sí solas!
 
"No puedo decir cómo voy a reaccionar a una situación que pase en el Bailando. Puede que actué con mucha calma y tenga la astucia de zafarla de una forma elegante o también puede ser que me agarre cruzada y enojada soy brava. ¡Me doy miedo a mi misma enojada! (risas). Me sé defender, pero también entiendo que no hay que pasar a la falta de respeto".
 
-¿Cómo llegó esta propuesta de pasar de analizar el Bailando a la posibilidad de sumarte al certamen?
 
-En diciembre del año pasado Fede Hoppe me dijo que le gustaría que estuviera en la nueva temporada, y la verdad que me dio mucha alegría que pensara en mí. ¡Me sentí muy sorprendida, también! Se lo dije y agradecí. Yo soy de la empresa y saben que cuentan conmigo. Así que se concrete o no la participación, yo empecé a entrenar. Obvio que cuando me le dijeron, me pareció que no había motivos para decir que no. Es el mejor programa de la tele, entretenido y siento que me da la posibilidad de aprender algo nuevo, que para mí es distinto. Quién no quiere estar en el programa de Marcelo y saber que si vos tenés la capacidad de capitalizar eso para bien, todo lo que viene es positivo. Ya la gente comenzó a tirarme buena onda, me escriben en la redes, me lo dicen por la calle y ni hablar del equipo de Este es el show. Paula Chaves me tira la mejor, yo siempre le digo que es "la Uno", porque además de que estuvo en cuatro Bailandos, sus palabras son siempre justas y muy precisas.
 
-Más allá del baile, ShowMatch es un programa que requiere estar con la guardia en alto. ¿Cómo te ves en esos momentos tensos?
 
-No puedo decir cómo voy a reaccionar a una situación hasta que no me pasa. Puede que actué con mucha calma y tenga la astucia de zafarla de una forma elegante o también puede ser que me agarre cruzada y enojada soy brava. ¡Me doy miedo a mi misma enojada! (risas). Me sé defender, pero también entiendo que no hay que pasar a la falta de respeto. Si hay algo que no me gusta, tengo las armas necesarias para defenderme.
 
"¿Qué jurado me da miedo? ¡Ángel me da pánico! (risas). Por más que haya un cariño de por medio y muchos años que nos conocemos, yo sé que eso tiene sus ventajas pero también sus desventajas. Él tiene mucho criterio para evaluar, siempre va a decir lo que piensa. Dudo que se apiade de mí, no va a modificar su manera de puntuar, ni su punto de vista porque esté yo. Es más, me parece que puede ser más exigente".
 
-¿Le tenés miedo al jurado? ¿Creés que a la hora de evaluarte tu amigo y compañero de trabajo Ángel De Brito va a ser más piadoso?
 
-¡Ángel como jurado me da pánico! (risas). Por más que haya un cariño de por medio y muchos años que nos conocemos, yo sé que eso tiene sus ventajas, pero también sus desventajas. Él tiene mucho criterio para evaluar, siempre va a decir lo que piensa. Dudo de que se apiade de mí, no va a modificar su manera de puntuar ni su punto de vista porque este yo. Es más, me parece que puede ser más exigente. Polino es bravo, ya lo sabemos, y te puede salir con cualquier cosa, es impredecible, de golpe te puede tirar una flor o un palo. Y con las señoras no se qué puede pasar, hoy todo es hipotético, recién se están armando las listas...
 
-Hiciste una producción sexy para Ciudad.com y se te ve bárbara. ¿Cuál es tu rutina de belleza para mantenerte así?
 
-Me entreno dos veces por semana, hago una actividad física con mi entrenador que está conmigo desde 15 años, pero no tengo un entrenamiento muy riguroso. No me mato en el gimnasio, pero son 15 años, o sea, no se trata de la rigurosidad de los ejercicios, sino de la constancia en lo que hago. Es algo tranquilo, no levanto pesas y es algo más aeróbico. En el verano suelo hacer un poco de pileta y lo que incorporé los últimos 7 años es el yoga ashtanga, que es un entrenamiento fuerte porque trabaja la respiración y la relajación, pero tiene mucho que ver con la fuerza. Tiene muchas posturas de contorsión, dura más o menos 2 horas y eso también lo hago 2 veces a la semana. Generalmente lo hago después de que llevó al jardín a mi hijo, y lo recomiendo porque saca un montón de dolores físicos, es alucinante. ¡Y ahora incorporo el baile! Después no como carne roja desde hace muchísimos años, como el pescado, y consumo los derivados de la vaca, como los huevos y la leche. Me gusta mucho comer, muero más por las cosas saladas que por las dulces, como las papas fritas, y además me encanta el vino.
 
"A mi hijo le di la teta hasta diciembre, nos despedimos el día de su cumpleaños. Le dije que para darle la bienvenida a sus 4 años le dábamos la despedida a la teta. Lo viví con mucho amor, fue una experiencia re linda el poder darle la teta de una manera tan prolongada. Si reconozco que la idea del destete fue previa, me llevó un año y no me arrepiento de que haya sido así".
 
-Después de 4 años de darle la teta a tu hijo Luca, finalmente el niño se despidió. ¿Cómo fue ese momento?
 
-Le di la teta hasta diciembre, nos despedimos el día de su cumpleaños. Le dije que para darle la bienvenida a sus 4 años le dábamos la despedida a la teta. Lo viví con mucho amor, fue una experiencia re linda el poder darle la teta de una manera tan prolongada. Sí reconozco que la idea del destete fue previa, me llevó un año y no me arrepiento de que haya sido así, pero no me fanatizo. No sé si el día de mañana, si tengo otro hijo, voy a hacer lo mismo. Cada experiencia es distinta y también el momento de la vida en que te encuentra. Cada madre hace lo que puede, hay algunas que le dan 6 meses, otras 2 años y después estoy yo, que le di durante 4... (risas). Le tuve que explicar que ya era grande, que estaba por empezar el jardín, que su mamá tiene que cuidar su cuerpo y creo que el límite era éste. Por suerte ya no me la pide.
 
-¿Cómo toma él esta posibilidad de que estés bailando en la pista de ShowMatch?
 
-¡No quiere que baile! Cuando le conté que podía salir esto y que iba a empezar a ensayar, me dijo que él quiere ir al programa de Marcelo, lo quiere ver a él, pero que de ninguna forma quiere que yo baile. Incluso me dice que quiere acompañarme a los ensayos, pero cuando le digo que puedo bailar en el programa, me pone cara de malo y me dice "no quiero". ¡Es contundente! (risas).
 
Fuente: Ciudad.com

Comentarios