Espectáculos
Sábado 16 de Abril de 2016

María Julia Oliván "enloqueció" al ser madre y no para de llorar

"Con el embarazo que pasé y lo angustiada que estuve por todo lo que sufrí hasta quedar embarazada, ahora estoy dada vuelta. Pero está saliendo todo perfecto, Antonio es precioso y ahora tuiteo como si fuese él, así que creo que enloquecí", contó entre risas la periodista.

María Julia Oliván se convirtió en madre el pasado lunes y en una entrevista con La Nación, la periodista habló de cómo lleva la maternidad, con sus pro y sus contra.
"En tres días no dormí nada, creo que no llego a las tres horas. Pero estoy feliz, demasiado alterada... para bien. Estoy alegre, me la paso hablándole al nene, mirándolo, jorobándolo, dándole la teta, haciendo todos los deberes. Soy un poquito obsesiva para que todo salga bien y le pregunto muchas cosas a las enfermeras. Cada tanto me pongo a llorar de alegría o me preocupo en exceso por cualquier pavada. Por ejemplo, el bebé bajó un poco de peso desde que nació y cuando me enteré me puse a llorar como una nena. O el día que la puericultora me dijo que tenía el pezón corto, también me puse a llorar ¡como una loca! Paso de tener esos desbordes de llanto a la felicidad más absoluta".
"Con el embarazo que pasé y lo angustiada que estuve por todo lo que sufrí hasta quedar embarazada, ahora estoy dada vuelta. Pero está saliendo todo perfecto, Antonio es precioso y ahora tuiteo como si fuese él, así que creo que enloquecí. Igual, estoy chocha, no me importa nada. Si estoy loca, debo estar loca de amor", agregó.

Comentarios