Policiales
Miércoles 25 de Noviembre de 2015

Malestar por la sentencia de un policía que atropelló y mató a dos chicas

Un efectivo policial fue hallado culpable y condenado a cuatro años de prisión por embestir y matar a dos jóvenes de 16 y 17 años. 

La expectativa y la atención que se habían centrado en la mañana de ayer en los tribunales mendocinos se transformaron en bronca, más dolor y sabor a injusticia. El policía Antonio Gabriel Cruz (46) fue condenado a cuatro años de prisión al ser encontrado culpable de la muerte de Tania Páez (17) y Lorena Castro (16), a quienes atropelló cuando manejaba su auto en estado de ebriedad, en diciembre del año pasado, en Godoy Cruz. La querella pedirá la nulidad de la sentencia.
“¿La muerte de dos chicas vale  cuatro años de cárcel, que seguramente serán menos que eso?”. Esa fue la pregunta que muchos se hicieron en la salida del Cuarto Juzgado Correccional, donde el efectivo conoció su sentencia. “Es un mal mensaje que se le está dando a la sociedad. Quiere decir que te podés emborrachar, atropellás, matás y no pasa nada”  fue otra de las frases que fueron expresadas por familiares  de las víctimas.
Es que a pesar de que la querella y la fiscal Rosa Giner coincidieron en los alegatos y habían pedido cinco años de reclusión (el máximo por el delito de homicidio culposo agravado), la jueza correccional Lucía Motta consideró que la pena debía ser de cuatro años para Cruz. Así, terminó siendo un punto medio entre el pedido de la parte acusatoria y la defensa, en manos de Emiliano Reales, quien solicitó tres años para su cliente. En todos los casos, con prisión efectiva.
El uniformado irá a la cárcel cuando la sentencia quede firme, aunque podrá recuperar la libertad de manera condicional cumpliendo dos tercios de la condena, es decir  aproximadamente tras dos años y medio de reclusión. Esto gracias al otorgamiento del beneficio del artículo 13 del Código Penal.
La gravedad del hecho y que Cruz en un par de años quedará libre  fueron los detonantes para el descontento generalizado. “Estoy indignada, parecía que todo estaba armado para que terminara así, muchos actuaron mal. Sólo les agradezco a nuestros abogados, que desde un primer momento estuvieron seguros de que esto era un homicidio doloso”, aseguró conmovida Jésica Carbalho, la mamá de Tania Páez, en declaraciones a la prensa.
Durante todo el juicio los abogados querellantes pidieron el cambio de calificación y que el debate pasara a una de las cámaras del crimen, aunque esto fue rechazado por la jueza. “No estamos de acuerdo con la pena y nunca concordamos con la calificación. Todavía no conocemos con qué criterios se ha manejado la jueza, pero claramente son diferentes a los nuestros, que creemos que son los correctos”, explicó al abogado Sergio Salinas, que junto con Lucas Lecour representó  a la familia de Tania. “El enojo es jurídico también. Planteamos la nulidad por falta de competencia y esto no se respondió como debe ser,  antes de la sentencia. Además no se acompañó el pedido de cinco años de pena del Ministerio Público, que siempre es objetivo en esta situación”, agregó el letrado.
“Me apena el mensaje que le estamos dando a la sociedad. No es una condena ejemplificadora en absoluto, no se sació el pedido de justicia. Y más tratándose de un funcionario público como es un policía”, señaló Susana Soleti, abogada de la familia Castro.
El próximo martes se conocerán los fundamentos del veredicto y tras ello la querella hará uso del recurso de casación para que sea revisada la sentencia. Cruz también quedó inhabilitado para manejar automóviles los próximos 10 años.

Comentarios