País
Miércoles 12 de Enero de 2011

Los heridos por la caída de rayos evolucionan favorablemente pero siguen en shock

Ocho menores y la joven de 22 años afectados por la fatídica tormenta eléctrica de ayer mejoran su estado de salud, informó el director del hospital Mi Pueblo de Florencio Varela. En el centro de alta complejidad El Cruce se encuentra otro niño, aún en terapia intensiva y grave

La tormenta eléctrica que afectó al Gran Buenos Aires ayer dejó un saldo de cuatro muertos: dos niños de 10 y 8 años, un joven de 25 y el masajista de Racing, César Nardi, de 61. Pero hay aún menores y mayores internados, que pelean por su vida.

Aníbal Montes de Oca, director del Hospital Mi Pueblo de Florencio Varela, informó en Radio 10 que los cinco menores y la joven de 22 años que se encuentran internados allí "evolucionan favorablemente".

"Están bien, con buena evolución", señaló, aunque aclaró que desde anoche reciben asistencia psicológica, sobre todo los menores, que vieron cómo el rayo alcanzó a sus compañeritos de la colonia de vacaciones "Encuentro de Evangelización Cura Brochero", de Florencio Varela.

"Llamativamente lo que todavía están intentando de cursar es el shock psicológico por todo lo que vieron", agregó el médico.

En tanto, la joven de 22 años también evoluciona favorablemente de las quemaduras en los miembros inferiores que sufrió al ser alcanzada por un rayo la quinta en la que trabajaba con su hermano. Este, de 25 años, es otro de los fallecidos.

Por su parte, el hospital de alta complejidad El Cruce de Florencio Varela recibió ayer a seis menores de la misma colonia de vacaciones. Uno de ellos, de 11 años, ingresó fallecido; otro de 8 murió dos horas después de internado. En tanto, aún se esperan novedades del tercer menor que se encuentra grave en terapia intensiva. Hasta esta madrugada, aún estaba conectado a una máquina de asistencia respiratoria mecánica.

Los tres restantes están alojados en terapia intermedia, en observación, y hasta el momento su evolución es favorable.

Infobae

Comentarios