País
Lunes 24 de Enero de 2011

Los amigos del mendocino desaparecido contaron que tuvo un ataque de pánico

Roberto Soto (22) fue visto por última vez el 19 de enero mientras estaba de vacaciones en Chile. Sus compañeros de viaje intentaron calmarlo, según detallaron los uniformados chilenos acerca de la investigación.

La policía chilena detalló los últimos momentos de Roberto Soto junto a sus amigos quienes relataron que antes de desaparecer el joven había tenido un ataque de pánico y gritaba problemas con sus familiares.

El comisario chileno Osvaldo Salinas contó a Radio Nihuil de Mendoza que el 21 de enero los amigos de Roberto llamaron a su padre y le contaron que hacía dos días que no sabían nada de él.

Ese mismo día, los padres del joven de 22 años que llegó a Reñaca el 16 de enero para pasar sus vacaciones con sus amigos, viajaron hasta el vecino país e hicieron la denuncia sobre su desaparición.

Según lo publicó Diario Uno: “La policía se entrevistó con sus amigos quienes contaron que el 19 de enero en la tarde Roberto tuvo una crisis de pánico en la que el gritaba cosas respecto a problemas familiares, pero no discutió con los familiares ni con los amigos”, especificó Salinas y agregó “sus amigos trataron de calmarlo y lo dejaron durmiendo en la noche. Y ahí es cuando tomó un bolso pequeño con ropa y se fue. Al rato sus compañeros preocupado lo fueron a ver y ya o estaba”.

A pesar de todos los operativos, hasta el momento nadie vio al joven mendocino ni hay una pista de dónde puede estar.

Mas información en Diario Uno

Comentarios