Mundo
Viernes 22 de Abril de 2016

Los 10 consejos que nos da la ciencia para criar niños felices y capaces

Los padres y los abuelos conocen muchas formas para criar niños felices. Los científicos también y estos son 10 consejos cuya efectividad ha sido comprobada por la ciencia.

10. Bromea con ellos 
 
Bromear con los niños, fingir situaciones divertidas y hacer de bufón ayuda a que desarrollen un pensamiento creativo y a manejar el estrés. También se sienten más libres para desenvolverse con naturalidad. 
 
 
9. Sé positivo 
 
Los niños que manifiestan una actitud agresiva en el jardín o el kindergarten provienen de familias donde se utiliza un lenguaje negativo y se desarrollan conductas nocivas. Estos pequeños belicosos del patio de recreo son frecuentemente los futuros agresores de parejas y cosas peores. 
 
8. Fomenta un poco de autocompasión 
 
Cierta dosis de autocompasión es buena para la salud y para la felicidad. Ayuda a desarrollar la flexibilidad, a gestionar los pensamientos y emociones sin reprimirlos y a mostrar empatía con el sufrimiento de los demás, como una manera de reconocer el propio sufrimiento. 
 
7. Déjalos ir 
 
Los niños se harán jóvenes y llegará el momento de partir a la universidad. Los jóvenes que se sienten vigilados son más propensos a la ansiedad y menos abiertos a nuevas experiencias, beneficiosas para su futuro. Hay que encontrar la justa medida. Ni desatención ni invasión. 
 
6. Nutre tu relación de pareja 
 
Si dejas que tu relación de pareja se resienta por atender a los niños, más temprano que tarde los grandes perjudicados serán ellos. La mejor garantía para tener unos niños felices es que los padres lo sean. Muchos de los problemas surgen por las dificultades de los padres para dormir durante los dos primeros años del bebé. Hay que entender que ambos necesitan dormir y gestionarlo inteligentemente. 
 
5. Cuida tu salud mental 
 
Si ves que tu tristeza ocasional se está transformando en frecuentes estados depresivos, busca ayuda médica. Pocas cosas son peores para un niño pequeño que una madre deprimida. Los hijos de madres deprimidas muestran mayores niveles de estrés en el kínder. La depresión del padre también es muy dañina a corta edad. 
 
4. Mamá, quiere mucho a tu varón 
 
Parece un consejo innecesario, pero por tradición y reiteración milenaria se ha creído que la relación más estrecha de la madre debe ser con la niña. Asimismo, las investigaciones demuestran que esa cercanía es tan o más importante para los varones. Los jóvenes que vienen de una cálida relación con su madre o madres, tienen romances de mejor calidad y aprenden a relacionarse mejor con otras personas. 
 
3. No sudes por una pequeña insolencia 
 
Los adolescentes que contestan a sus padres pueden ser exasperantes, pero su tendencia a discutir está más relacionada con la necesidad de evitar presiones y encauzar sus relaciones fuera del hogar. La autonomía en casa fomenta la autonomía entre los amigos.
 
2. No los dirijas hacia la perfección 
 
Relájate. Nadie es perfecto. Los niños que son orientados hacia el perfeccionismo, aparte de que no son felices, de jóvenes y adultos experimentan mayor estrés y confían menos en sus habilidades como padres.
 
1. Conoce a tus hijos 
 
No hay dos personas iguales. Debes estar atento a las particularidades y preferencias de tu hijo. No te frustres si tú eres futbolista y a tu hijo no le gusta el fútbol. Los chicos no son réplicas de los padres. 
 
Si pones en práctica estos consejos que han surgido de diversos estudios científicos, tendrás niños más felices.
 
Fuente: batanga 

Comentarios