Policiales
Jueves 07 de Abril de 2016

Lo apodan el "Germancito", tiene 19 años y mató a tres hombres el Viernes Santo

El delincuente integraba la banda "Los Monos de Cabal", que opera en la ciudad de Santa Fe. Le imputan además otros dos crímenes, entre ellos el de un nene de 11. Fue detenido casi de casualidad en la localidad bonaerense de Alejando Korn.

En Santa Fe, el último Viernes Santo estuvo marcado por sangre y violencia. En menos de 12 horas, en Cabal, uno de los barrios más peligrosos de la capital provincial, tres hombres fueron asesinados. Sin embargo, la serie de homicidios pudo haber sido peor: en el mismo lugar, un hombre identificado como Víctor Sánchez, estuvo a punto de ser la cuarta víctima. Fue gravemente herido cuando atendía un kiosco pero sobrevivió para contarlo.
Y fue justamente su testimonio el que le permitió a la Policía días después dar con el autor material del sangriento raid delictivo. "Fue 'El Germancito'", llegó a decir Víctor mientras era atendido por los servicios de emergencia que lo trasladaron al Hospital José María Cullen. Según contó, el asesino lo increpó y sin ningún ápice de piedad le dijo: "Hasta acá llegaste". Daniel (50) y Roque (30), su hermano y su padrastro, no tuvieron la misma suerte. El joven de apenas 19 años les disparó a quemarropa y los mató.
De acuerdo con la investigación, el delincuente los habría asesinado por ser testigos del crimen de uno de sus enemigos, que fue identificado como Héctor Duarte (28), ocurrido ese mismo día y presuntamente vinculado a la disputa por el territorio con otro grupo, en el marco de la ola de violencia narco que golpea a esa provincia desde hace varios años.
"Germancito" en realidad se llama Alejandro Castañeda y ya era conocido en el barrio por su actividad delictiva. Era buscado como principal sospechoso de la muerte de Iván Albarengo, un chico de 11 años que jugaba en un campo y recibió un balazo en la cabeza en enero de este año, al quedar en medio de un tiroteo entre bandas. Además, el asesino estuvo detenido e imputado por otro homicidio en 2015. Pero por una falla en la rueda de reconocimiento, fue liberado.
Tras la muerte del pequeño, se libró la orden de detención en su contra. Pero a pesar de que llevaron adelante varios allanamientos en la zona, nunca lo detuvieron.
Sin embargo, el sábado a la noche, la impunidad con la que se movilizaba, llegó a su fin. El sospechoso caminaba por la ruta 210 y calle 8, en la localidad de Alejandro Korn, cuando un patrullero de la Policía Bonaerense lo vio en una actitud sospechosa y lo llevó a la comisaría para averiguar sus antecedentes. Fue en ese momento que descubrieron su terrible prontuario.
Ahora, "Germancito" enfrenta la acusación de ser el autor de al menos cuatro homicidios. Por lo pronto, a Fiscalía espera que el asesino, considerado ya como uno de los más peligrosos de la historia criminal de Santa Fe, llegue a los tribunales para ser indagado.

Comentarios