Espectáculos
Viernes 21 de Agosto de 2015

Laurita Fernández y Hoppe salieron como novios

¿Reconciliación? La foto no llamó la atención por los protagonistas, pero sí por la fecha: miércoles 19 de agosto. Son Laurita Fernández y Fede Hoppe en el cine.

La foto que nos llegó vía Twitter a través de @Matidelu87 no llamó la atención por los protagonistas, ya que fueron novios en el pasado, pero sí por la fecha: miércoles 19 de agosto. ¿Son Laurita Fernández (24) y Fede Hoppe (39) en el cine del shopping Dot, por entrar a ver juntos (y solos) una película? Sí, son ellos, nomás.
 
La prensa se comunicó con la bailarina, quien dio más detalles de esta... ¿nueva reconciliación?
 
-Nos llegó una foto en la que se te ve en la puerta del cine Dot con Fede Hoppe...
 
-Sí, con Fede veníamos hablando hace un par de semanas. Finalmente acepté y se concretó la salida. Esta es la primera vez que salimos públicamente después de tener tantas charlas.
 
-¿Cómo te sentiste en esa salida?
 
-Bien. Obviamente ya lo conozco y él me conoce mucho a mí y nos sentimos bien. La verdad es que nos divertimos, charlamos bastante y estuvo bueno.
 
-En una nota anterior habías declarado que si Fede tenía intenciones de reconquistarte, iba a tener que remarla mucho. ¿Lo está logrando?
 
-Digamos que está haciendo las cosas bien (risas). De todas formas yo no le pongo expectativas a nada en general, no sólo en el plano personal, sino que en lo laboral también. Hago lo que me va naciendo. Después de tanto hablar con él, decidí aceptar salir y el tiempo dirá. Es alguien a quien claramente quiero mucho y ya pasamos toda la etapa de conocernos. No pienso en qué va a pasar, simplemente dejo que las cosas sucedan y ver cómo nos vamos sintiendo.
 
-Entonces en ese dejar que las cosas fluyan, ¿no descartás una reconciliación?
 
-Por ahora es sólo una primera salida.
 
-¿Te gustaría que se repita la salida?
 
-(Risas) Sí, pero si vamos al cine va a tener que ser otra película, porque la que fuimos a ver no me gustó mucho (risas). Vimos Pixels. La elegimos los dos, pero era la única disponible para ver a esa hora.
 
-¿La gente los reconocía?
 
-Sí, fue medio raro pero, de parte de los dos, fue muy relajado. Teníamos ganas de pasarla bien y divertirnos y hacer un plan que a los dos nos guste. Lo principal es que logramos sentirnos cómodos pese a que estábamos siendo observados, porque sabíamos que eso podía llegar a suceder, pero la gente sonreía y era agradable.
 
-¿Cómo tomaste el descargo de Barby Reali en ShowMatch y que haya dicho que, aunque ella era la ex de Fede, vos eras la que salías a hablar?
 
-Lo que Fede hizo antes o después de nuestra relación o con quiénes haya tenido alguna historia, no es un tema en el que yo tenga que ver. No reparo en lo que otras personas puedan llegar a decir, porque nunca me metí en una relación de él y no opinaría sobre eso y sé que él tampoco lo haría sobre mí. No lo escuché completo, pero me parece que lo que decía tenía más que ver con él. Honestamente no tengo nada en su contra. Si alguien quisiera meterme en esa historia, no podría lograrlo porque no me interesa meterme en una historia que no me corresponde. Tanto Fede como yo estamos solteros, solos y nos nació salir. Ninguno siente que está en falta con alguien ni que le debe nada a nadie. Cada uno se expresa como quiere y como puede en el momento. Hay que entender que a veces no dice exactamente lo que quiere por los nervios y presión que se vive en el momento. Elijo hacerme un paso al costado de eso y no opinar ni meterme. Yo respeto todas las relaciones que pudo haber tenido Fede.
 
-¿Fede es el hombre con el que te ves dando el sí en el altar?
 
-Por lo pronto, después de varias charlas, acepté una salida al cine. Costó, porque es alguien con quien ya tengo mucha historia y no es cualquier persona en mi vida. Existen sentimientos y es alguien que sé que me moviliza y yo lo mismo con él. Por ahora estamos tranquilos.
 
-¿Este “ir despacio” tiene que ver con los miedos que pueden aparecer a salir lastimada?
 
-No. Los dos tenemos los miedos y las cosas resueltas porque, de otra forma, sería imposible estar hablando nuevamente. Todo lo que pasamos antes nos sirvió para conocernos, para crecer como personas y para llevarnos hoy como nos llevamos.
 
-Esta fue la primera salida en público, pero Hoppe ya te había ido a ver al teatro hace unos días. ¿Cómo tomaste esa visita?
 
-Lo tomé como un lindo gesto y fue una linda sorpresa. Ahora, cuál fue su verdadera intención habría que preguntársela a él.
 
-Ailén Bechara lo denominó como un “depredador de mujeres”, ¿coincidís?
 
-No. Tuve una hermosa relación y lo que hizo antes o después es tema de él. Obviamente tiene la fama de picaflor, pero cuando lo conocí, no era así. Si después se convirtió en eso... bueno, es su vida. Hoy puedo decir que, por lo que hablamos, lo siento sincero y tranquilo, y muy en sintonía al Fede que yo conocí. Si creyera que es un depredador, tal vez no hubiese aceptado la salida. La realidad es que él no me demuestra que lo sea. Que él no salga más con mujeres ni yo con otros hombres se da naturalmente por respeto al otro. Ya sabemos lo que nos gusta y lo que no y cómo tenemos que manejarnos.
 
-¿Qué es lo que más te gusta de Fede?
 
-Uy, me re complicaste. Creo que lo que más me gusta de él es cuando aplica su papel de productor a la vida y te produce una salida, un regalo, una sorpresa. Es atento y sobre todo me hace reír. Para mí eso es muy importante: pasarla bien, no aburrirme y que haya una linda energía. Logramos relajarnos.
 
-¿Son celosos?
 
-Yo, lo normal. Como me gusta que sean conmigo, a mí me gusta que me celen un poco. En su momento, Fede me celaba lo normal y estaba bien. Saliendo con alguien que trabaja en el mismo lugar, se puede complicar, que te estén muy encima. Está bueno confiar en el otro y sentir esa libertad. Que trabajemos en el mismo lugar tiene sus pros y sus contras: tenemos mismos temas para hablar pero la exposición puede complicarse también.
 
-Por último, ¿la salida terminó en el cine o hubo segunda parte?
 
-¡Ja, ja! Comimos y me dejó en mi casa porque me tenía que levantar muy temprano al otro día.
 
Fuente: ciudad

Comentarios