Mundo
Sábado 11 de Julio de 2015

Las siete razones que demuestran que recién conoces a alguien cuando viajas con ella

La teoría es que al estar en otro lugar, que no es tu país ni entorno habitual, algunas personas se comportan de manera diferente; lo que puede resultar muy agradable en ciertos casos pero también un fiasco total. Algunos pueden sacar lo mejor o peor de ellos cuando viajan, reseña Upsocl.

1. Notarás si se adapta o queja por todo
 
Cuando no estás en tu casa, todo parece distinto aunque te quedes en un hotel de lujo. Hay algunas personas que simplemente no resisten estos cambios y se quejan por todo. ¡Qué desagradable es cuando alguien se dedica a reclamar en vez de disfrutar de esa experiencia!
 
2. Sabrás cómo reacciona ante presión
 
Aeropuerto, taxis, horas de entrada y salida de los hoteles son algunos de los momentos tensos de un viaje.Si la persona no reacciona bien ante esa presión, puedes tener que atravesar malos ratos, como perder tu vuelo.
 
3. Verás si es independiente o no
 
Muchas veces necesitas tu espacio cuando estás viajando y simplemente quieres un tiempo para hacer algo solo. No es lo mejor cuando alguien no es independiente y no quiere dejarte solo en ningún instante. ¡Te sientes como si estuvieras con un guardaespaldas!
 
4. Te darás cuenta cómo actúa cuando sale de su zona de confianza
 
Probablemente cuando estés viajando no conocerás a muchas personas ni estarás familiarizado con el lugar. Una persona puede sentirse abrumada y perdida. Eso puede generar el indeseado mal humor u otras reacciones negativas, que harán que quieras mandarlo de vuelta a su casa.
 
5. ¿Será paranoico?
 
En todas partes puedes ser víctima de un robo o tener un accidente. Pero hay ciertas personas que cuando viajan se sienten perseguidos y creen que todos los van a estafar o hacer algo. Ese pensamiento constante puede hacer muy desagradable un viaje.
 
6. ¿Se desenvolverá bien?
 
Puedes estar en un lugar que ni siquiera hablen tu idioma. Pero de alguna manera tienes que comunicarte. Es increíble cuando ambos se complementan y tratan de desenvolverse y relacionarse de la mejor manera posible. Pero, no es nada de genial si solo uno hace todo mientras la otra persona se queda mirando de brazos cruzados o esperando a que el otro lo haga todo.
 
7. Temas de equipaje
 
Sobre todo las mujeres se sentirán identificadas con este punto. Si hay alguien que no aprende a empacar y lleva cosas como si se fuera para toda la vida, termina siendo un problema: te cobran por el sobrepeso del equipaje, es difícil que quepa en los coches y es todo un lío cuando tienes que moverte de un lado a otro o simplemente partir de vuelta a casa.
 
Fuente: upsocl.com

Comentarios