Policiales
Martes 29 de Marzo de 2016

Las razones por las que el homicida de Romina Chirino no fue preso y tuvo una sentencia favorable

Fue un fallo polémico y provocó la indignación de familiares de la víctima. Hace 11 años, los seres queridos de la joven de 16 años, que murió en la ruta, piden justicia. En esta nota, los motivos por las que el acusado recibió condena efectiva. 

La madrugada del 27 de marzo de 2004, Romina Chirino, una joven de 16 años perdía la vida en ruta 40 a 600 metros de calle Barboza. Sucedió luego de que Ricardo “Piri” Gómez, quien conducía una moto provocara una embestida mortal contra la menor.
El caso tuvo dos años de investigación a cargo del juzgado correccional de Enrique de la Torre (actualmente jubilado). La querella fue presidida por el actual diputado nacional Eduardo Cáceres y la defensa de Gómez estuvo coordinada por Fernando Echegaray.
La versión sobre la muerte de Romina giró en torno a un móvil clave: el supuesto ataque sexual del hombre contra la víctima, al costado de la calzada. Es que la chica caminaba con un amigo, a la salida del boliche de Media Agua, cuando fue embestida por detrás. Los testigos aseguraron que el sujeto intentó tocarle la cola y por eso provocó que la joven perdiera la estabilidad y cayera golpeando su cabeza contra el asfalto lo que le ocasionó la muerte.
Pero esta versión fue repudiada por la defensa, quien puso en duda la responsabilidad penal del hecho. Las razones por las cuales el juez dictaminó una condena benigna para Gómez (3 años de prisión fuera de la cárcel y 5 de inhabilitación para conducir) fueron las siguientes:
-Se comprobó que Romina caminaba en dirección con el tránsito y no contra el tráfico como lo indica la Ley, por lo cual la joven cometía una infracción.
-La querella no pudo comprobar la maniobra sexual del conductor de la moto por lo que no dieron lugar a la investigación de “abuso sexual seguido de muerte”.
-La joven caminaba por la calzada y no a la orilla de la misma. Esta versión fue cuestionada por la querella ya que intentó pedir el levantamiento de cargos contra los policías de la seccional 8va de Sarmiento quienes fueron señalados por mal desempeño de sus funciones.
-No se dio lugar a la investigación sobre el actuar de la policía en la escena del crimen. Testigos habían asegurado que el cuerpo de la adolescente había sido movido antes de las pericias. También, acusaron a los investigadores de llegar al lugar para juntar pruebas cerca de 16 horas después de cometido el accidente. 
-Pese a que la defensa pidió la absolución del acusado, el juez consideró el caso como un homicidio culposo sin intención. 

Comentarios