San Juan
Domingo 09 de Agosto de 2015

Las demoras y las largas filas en las mesas son una constante

Una de las quejas más recurrentes de los votantes es la espera a la que debieron enfrentarse para poder sufragar. 

Largas demoras en las filas de las mesas para votar generaron algún que otro malestar de los electores. Es que no sólo fue por la cantidad de gente que asistió a las urnas, sino por la lentitud con la que cada uno entraba al cuarto oscuro y lo que se demoraba para sufragar.
En las distintas escuelas se pudo ver largas filas en los patios y las quejas no se hicieron esperar. El mediodía fue la hora más conflictiva.

Comentarios