San Juan
Martes 15 de Septiembre de 2015

Las cadenas de WhatsApp de los últimos días provocaron más psicosis que concientización

Desde el anuncio del advenimiento de un fuerte temblor, la erupción de un volcán y el derrame de cianuro y mercurio en el cauce de un río, lo único que se logró es la conmoción social. La ausencia de responsabilidad a la hora de compartir mensajes.

Sin dudas, las redes sociales vienen siendo protagonistas de los actos cotidianos de quienes tienen un celular que permite bajar y utilizar aplicaciones para compartir información. La mayoría de las veces nadie chequea lo que lee y menos aún, cuando lo comparte.
En los últimos días, las cadenas sobre catástrofes terrestres han provocado más psicosis que nunca. Es que los mensajes que aventuran un final apocalíptico, a corto plazo, tienen más aceptación en las personas que uno que proponga concientizar sobre las responsabilidades de cuidar el medio ambiente.
“Tenemos que estar preparados porque mi tío, que es senador (…) me ha dicho que el volcán (…) va a entrar en erupción y van a haber muchos terremotos. Hay que juntar agua y alimentos y estar preparados”. “Mi marido trabaja en el INPRES y me confirmó que esperan un fuerte terremoto en estos días”. Evidentemente, a los sanjuaninos les tocan el tema temblores, y la atención será total, sin filtros.
El mensaje original del inconveniente en Veladero planteaba la fuga de cianuro y mercurio en el río que lleva el agua a los jachalleros. Nadie se percató de preguntar qué pasaba en realidad, sólo atinaron a compartir el mensaje. Y así funciona la mecánica de las redes, lo que llamó la atención, se comparte, sin pensar en las consecuencias.
El problema en la mina no es menor, varias voces autorizadas salieron a informar y desmentir mitos inmensos que sólo llevaban más temor a la población y creaban una conmoción innecesaria. El problema no dejaba de ser un problema, pero hasta ahora no se han reportado consecuencias para la sociedad… sin embargo, después de semejante cadena, ¿quién le cree a las fuentes oficiales?
Los rumores han sido tan fuertes que medios de Buenos Aires se han comunicado con periodistas sanjuaninos para consultarles desde un “derrame de petróleo”, hasta la suspensión de clases porque el cianuro llegó a las escuelas.
Quedará en aprender a usar responsablemente las redes sociales, porque seguirán creciendo en consumo, pero debería ser un consumo que aporte al bien común y no a provocar desquicio en quienes las leen y las comparten. Porque el problema no es difundirla, el problema es no aceptar luego la respuesta porque no condice con los pensamientos ya asumidos en que el fin de los tiempos, gracias a WhatsApp, estaría cerca.

Comentarios