País
Jueves 27 de Agosto de 2015

Lanatta insistió con acusar a Fernández por el tráfico de efedrina y dijo que la Aduana estuvo involucrada

Se trata de uno de los condenados a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez. Volvió a señalar ante la Justicia al Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, en la causa.

Martín Lanatta, uno de los condenados a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez, volvió a señalar ante la Justicia al Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, en la causa que investiga el tráfico de efedrina y dijo que la Aduana estuvo involucrada en la maniobra.
Lo hizo al declarar nuevamente ante la jueza federal María Servini de Cubría que investiga el tráfico de unos 40 mil kilos de efedrina entre 2004 y 2008 por la cual está procesado, entre otros, el exsecretario de la Sedronar Ramón Granero. Por más de seis horas, Lanatta volvió a declarar como testigo y ratificó la acusación que había dicho el pasado martes contra el jefe de Gabinete, a quien señaló como partícipe de la red de tráfico de efedrina.
Según el testigo, el apodo de "la morsa" que se ventiló en el juicio por el triple crimen de General Rodríguez, en el que él fue condenado, le pertenece a Aníbal Fernández, quien según su versión habría designado a un agente de inteligencia apodado "Máximo" como mano derecha para manejar el negocio.
No obstante, Lanatta no dio la identidad ni pudo aportar detalles de ese supuesto agente de inteligencia. Según detalló en la audiencia, que se llevó a cabo en el tercer piso de Comodoro Py y que seguirá la próxima semana, la importación de la efedrina fue antes, durante y después de 2008, año en que se fijaron mayores controles para el ingreso de esa sustancia a nuestro país.
Además, aseguró que se hacía por medio de containers en los que supuestamente se importaban baratijas, y que estaba involucrada tanto la Aduana como depósitos fiscales, aunque no dio mayores precisiones de cuáles. La declaración de Lanatta continuará la próxima semana en lo que será la tercera vez que el condenado a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez declare como testigo por el tráfico de efedrina.
La testimonial de Lanatta fue por más de seis horas y tal cual ocurrió el martes pasado, se presentó bajo una fuerte custodia de agentes especiales del Servicio Penitenciario Federal en los tribunales federales de Retiro. Lanatta prometió tener detalles de los asesinatos en 2008 de los empresarios Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, quienes fueron hallados sin vida en un descampado de General Rodríguez.
Fuente: NA

Comentarios