Ovación
Martes 28 de Julio de 2015

La pudo contar: habló el hincha de Newell’s atacado y acusado de Canalla

Un fanático de la Lepra recibió una golpiza en la platea del estadio Marcelo Bielsa durante el clásico rosarino. Un grupo de hinchas lo castigó al pensar que se trataba de un simpatizante de Central. Video. 

Un simpatizante de Newell´s Old Boys fue duramente golpeado por sus pares en la platea alta del estadio Coloso Bielsa porque lo confundieron con un hincha "canalla" durante el clásico que Central ganó 1-0 el domingo a su equipo, según reveló esta mañana.
Alfredo Mansilla, quien vive en el barrio Rucci, en la zona noroeste de Rosario, fue confundido por otros plateístas de la platea alta del estadio 'rojinegro', los que comenzaron a golpearlo, insultarlo y escupirlo durante unos diez minutos, hasta que logró ser rescatado por un grupo de cuatro policías, uno de los cuales también fue golpeado por la turba.
"No sé por qué se la agarraron conmigo porque hace 40 años que soy hincha de Ñubel y voy a la cancha. Vivo en la zona norte, en el Rucci, donde todos saben que soy de Ñubel. No tenía camiseta porque nunca vengo a la cancha con la camiseta", advirtió Mansilla en declaraciones a LT3.
"Los que me empezaron a insultar, escupir y pegar eran cuatro pibes que no le pueden pegar a nadie, pero el problema es la gente normal que en ese momento se volvió loca y me empezó a pegar por nada. Uno me escupió y le dije qué le pasaba. Otro que me conoce porque tenemos un amigo en común, en ese momento me desconoció y me pegó. Es una locura que la gente normal se transforme y haga estas cosas", narró Mansilla.
"Los policías me salvaron la vida. Después hubo dos momentos, cuando me llevaron a la (Comisaría) 5°. Un policía me pegó una patada y me dijo de todo porque por culpa mía le habían pegado también a él. Me decían que cómo iba a ir a la cancha si yo era de Central, pero después todo se aclaró cuando les mostré mi Facebook, donde figuro como hincha de Ñubel", agregó.
Por su parte, otro hincha aún no identificado que aparentemente estaba en la popular baja de la barra brava de Newell's fue golpeado, robado y desnudado durante el clásico del domingo y abandonado en la vereda del Estadio Coloso Bielsa, donde fue custodiado por la policía.
En este caso hay versiones encontradas, que van desde que se trataría de un hincha "canalla" infiltrado que fue descubierto y castigado por los 'rojinegros', hasta otra que da cuenta de que sería un barrabrava "leproso", que habría sido duramente castigado en una pelea interna que se produjo cuando promediaba el complemento.

Comentarios