País
Viernes 28 de Enero de 2011

La presidente inauguró una planta potabilizadora en El Calafate

Durante su discurso, Cristina Fernández señaló que "nunca en la historia, en un período tan corto, se habían hecho tantas obras". La planta beneficiará a más de 60 mil habitantes de esa ciudad patagónica.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner dijo hoy que "nunca en la historia, en un período tan corto, como este de ocho años de gobierno, se habían hecho tantas obras como ahora". En ese marco, destacó la participación del turismo en los ingresos del país y afirmó: “Tenemos que ver a la Argentina como un todo y no de forma egoísta”.

La Presidenta señaló que "es hora de recuperar el tiempo perdido" y que "eso es lo que venimos haciendo desde el 2003".

"Vamos a seguir trabajando porque todavía faltan argentinos incorporarse al sistema", enfatizó la mandataria, al tiempo que remarcó que "el mundo ha cambiado y junto con el mundo debemos cambiar nosotros".

"Se han hecho muchas obras a lo largo y a lo ancho del país, en agua potable, en energía, en viviendas, en rutas", agregó la Presidenta al inaugurar la planta potabilizadora de la ciudad de El Calafate.

La planta beneficiará a más de 60 mil habitantes de esta villa turística patagónica y está ubicada en la zona de Punta Soberana, en el Lago Argentino.

La obra financiada en su totalidad por el Gobierno nacional, a través del ente de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA), garantizará el suministro de agua potable a esa localidad.

La ceremonia se llevará a cabo en la planta potabilizadora de agua, ubicada en la zona de Punta Soberana del Lago Argentino, con la asistencia del gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta; el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; el secretario de Obras Públicas de la Nación, José López; el intendente municipal, Javier Belloni, y otras autoridades.

Según se informó, la planta recibirá el agua por un conducto de 20 kilómetros, que proveerá de 1.600 metros cúbicos por hora; al tiempo que se contará con una capacidad de almacenamiento de 11 millones de litros en cisternas que se fueron construyendo en forma paulatina en diversos sectores de El Calafate.

Se trata de una obra "prioritaria" para la villa santacruceña, ya que venía padeciendo veranos enteros con graves problemas de abastecimiento de agua en plena temporada turística.

Comentarios