Política
Domingo 15 de Febrero de 2015

La presidenta habló en Cadena Nacional pero no hizo mención a su imputación

Cristina Fernández de Kirchner brindó un discurso por cadena nacional en el marco de la inauguración de un hospital en El Calafate. La mandataria recordó a Néstor y decidió no hablar de su imputación por la causa Nisman.

La presidenta Cristina Kirchner pronunció hoy un discurso transmitido por cadena nacional en el que recordó a su esposo, el fallecido expresidente Néstor Kirchner, y subrayó que hay sectores que quieren "avanzar sobre las conquistas" de sus gobiernos.

"Con esta vela que me regaló mi querido padre Lito (el cura de El Calafate Carlos Álvarez), que estuvo encendida no sé por quién el día en que él partió para acompañarnos siempre, quiero decirles a todos los argentinos que también nosotros somos más importantes que los reflectores, que las cámaras, que lo que pueda decir un diario", dijo la mandataria, en el final del mensaje que pronunció en esa ciudad santacruceña.

Y agregó: "Estas velas van a estar siempre encendidas en el corazón del pueblo y siempre va a haber un argentino, siempre va a haber un patriota, que cuando quieran avanzar sobre nuestras conquistas, sobre nuestros derechos, vuelva a encender la vela, para que nunca más se apague la llama de la patria".

La jefa de Estado no se refirió a la imputación que dictó en su contra el fiscal Gerardo Pollicita en el marco de la denuncia que había presentado el fallecido fiscal Alberto Nisman por un supuesto plan para fabricar la inocencia de los ciudadanos iraníes acusados de haber organizado y perpetrado el atentado a la AMIA, el 18 de julio de 1994.

Sin embargo, destacó la gestión de su esposo y afirmó que su vida en la Patagonia le permitió afrontar las situaciones que tiene que "aguantar" siendo gobernante.

"Para venir a vivir acá hay que estar duro y preparado. Esto no es para blandos. Por eso, cuando se asombraban y aún se siguen asombrando de lo que hizo ese hombre desgarbado y flaco, y aún se siguen asombrando de cómo aguanto todo lo que tengo que aguantar, les digo que aprendí acá, en la Patagonia, con el viento, con el frío, con la nieve, con el olvido", aseveró.

En El Calafate, la Presidenta encabezó el acto de inauguración de un nuevo hospital de alta tecnología en esa localidad turística, anunció la construcción de 100 viviendas y la remodelación de un tramo de la costanera y firmó convenios para iniciar las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic.

Previamente a la cadena nacional la mandataria mantuvo una conversación por videoconferencia con el gobernador Maurice Closs, con quien inauguraron las ampliaciones de un hospital en Puerto Iguazú.

"Es un sueño de santacruceños y calafateños", definió la mandataria a la obra concluida en la ciudad patagónica y recordó a exintendentes y a "todos los hombres y mujeres que vieron a este lugar pequeñito y perdido en el mapa" como lo vio ella cuando fue "por primera vez, en 1982".

Entre lágrimas, la jefa de Estado recordó a Kirchner, quien "predicó con su gestión, no con sus discursos" y destacó que cuando asumió como Presidente, el 25 de mayo de 2003, dejó a Santa Cruz con "una red de hospitales públicos que eran un símbolo y por arriba de las prestaciones del sector privado". 

"Este es un hospital moderno como pocos, se los puedo asegurar. He inaugurados muchísimos hospitales, pero aquí estamos ante la última generación", dijo la mandataria.

El nuevo nosocomio demandó una inversión total de 496.098.312  de pesos y se encuentra emplazado en predio ubicado al este de la ciudad, muy próximo a la RP Nº 11, principal acceso a la villa turística y que lo vincula al aeropuerto de la ciudad, con una superficie total de 29.160 m2 y 16.973 m2 cubierta. (NA)

Comentarios