Mundo
Jueves 30 de Abril de 2015

La Presidenta Bachelet busca consenso en la sociedad para modificar la Constitución chilena

La jefa de Estado chilena busca terminar con los casos de corrupción y cargos vitalicios. En septiembre el vecino país celebra el Mes de la Patria y ahí comenzará un proceso abierto para modificar la carta magna.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, envió ayer con urgencia al Congreso un proyecto que, de aprobarse, terminará con la reelección indefinida de senadores, diputados y otras autoridades que son elegidas a través del voto popular. "No hay más tiempo que perder", subrayó la mandataria, que le dio ayer también celeridad a un planteamiento sobre la "probidad en la función pública", disposición que intenta extender, regular y aumentar las declaraciones de intereses y de patrimonio de las autoridades del país. Las dos medidas están contenidas en un paquete de propuestas anunciado por la presidenta la noche del martes en un empeño de su gobierno de centroizquierda por combatir la corrupción que golpea al país. Bachelet anunció además que en septiembre, cuando Chile celebra el Mes de la Patria, se iniciará un proceso abierto a la ciudadana con el fin de aprobar una nueva Constitución que sustituya a la actual, que aún contiene reminiscencias legales de la dictadura. "Quiero anunciar que en septiembre daremos inicio al proceso constituyente, abierto a la ciudadanía, que deberá desembocar en la nueva Carta fundamental, plenamente democrática y ciudadana que todos nos merecemos", recalcó.

Sobre el fin de la reelección indefinida, como rige hoy, la mandataria chilena planteó que los senadores puedan ser ratificados por una sola vez, es decir por un máximo de 16 años, mientras diputados, alcaldes, concejales y consejeros regionales lo puedan ser hasta dos veces, o un máximo de 12 años. "Una democracia moderna significa mayor participación, alta transparencia, mejores partidos, un sistema electoral representativo y también límites a la reelección de las autoridades", justificó la presidenta.

El segundo proyecto que envió al Congreso establece un mecanismo de fideicomiso para autoridades que tengan un alto patrimonio en acciones y valores. La propuesta impide además que alguna autoridad de la nación forme parte de empresas que hacen negocios con el Estado chileno. Si ese fuera el caso, tiene que vender su participación. "Esta iniciativa no sólo previene de mejor manera los conflictos de interés de las autoridades públicas, sino que establece sanciones más severas en caso de que se presenten", agregó.

En su discurso del martes, Bachelet detalló también otras iniciativas que enviará al Parlamento y que buscan transparentar "completamente el financiamiento de la política", incluida la eliminación de "los aportes anónimos y reservados" que reciben los candidatos para solventar sus campañas electorales, según detalló. Igualmente, dijo que las empresas "no podrán hacer aportes de ningún tipo. La transgresión de estas normas será considerada delito", aseveró.

Desde fin de 2014 la Fiscalía Nacional investiga traspasos irregulares por millones de dólares desde diversas empresas a políticos de distintos partidos, incluidos ex candidatos presidenciales, senadores y diputados para financiar sus campañas electorales. Los casos de corrupción golpean también a la jefa de Estado, después de que se revelara que su hijo, Sebastián Dávalos, y la esposa de éste consiguieran un polémico y millonario crédito inmobiliario un día después de que Bachelet fuera elegida en las urnas en 2013.

La presidenta anunció también que en septiembre próximo iniciará un "proceso constituyente" que concluirá con la creación de una nueva Constitución política. A pesar de algunas transformaciones que se le han con los años, la actual Carta Fundamental es la heredada de la que implantó en 1980 la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990) y que la oposición de entonces calificó de "fraudulenta". En la oportunidad, no había registros electorales, pues habían sido quemados por los militares, ni tampoco libertad de expresión ni de prensa.

Baltimore recobró la calma tras las protestas contra el racismo policial

Las escuelas reabrieron ayer en Baltimore y la tensión pareció remitir luego de que esta ciudad del noreste de Estados Unidos pasara la primera noche bajo toque de queda sin una repetición de la extendida violencia por la muerte de un joven negro mientras estaba detenido. Con 3.000 miembros de la policía y de la Guardia Nacional desplegados en la ciudad, el toque de queda terminó sin informes de nuevos saqueos e incendios como los ocurridos la noche del lunes después de los funerales de Freedie Gray, de 25 años.

Las escuelas de toda la ciudad volvieron a dictar clases ayer luego de haberlas suspendido el martes, y también se reanudaron otras actividades extracurriculares. Los disturbios del lunes comenzaron cuando estudiantes de una escuela se enfrentaron con la policía cerca de una parada de colectivos.

La versión oficial es que los agentes acudieron al lugar luego de que circularan por las redes sociales llamados a protagonizar disturbios en esa zona, donde los policías se vieron atacados por manifestantes a su arribo. Sin embargo, una revista estadounidense, Mother Jones, citó ayer a maestros de la escuela cerca de la cual estallaron los disturbios que rechazaron la versión oficial de los hechos y denunciaron que los problemas comenzaron con una provocación innecesaria de la policía, que impidió a los jóvenes abandonar el área. Incluso tras una primera noche casi exenta de desórdenes, no se espera que la normalidad vuelva pronto a la ciudad del Estado de Maryland, de 620.000 habitantes. En un hecho sin precedentes, el equipo de béisbol local, Baltimore Orioles, se enfrentó ayer con el de Chicago White Sox en el estadio municipal de Camden Yards sin público en las gradas, luego de que las autoridades lo prohibieran por motivos de seguridad.

Lesión en espina dorsal. Gray murió a causa de una lesión en la espina dorsal que sufrió tras ser detenido, y que aún no fue explicada por las autoridades. Esto fue el detonante de la violencia en la ciudad. El 12 de abril, Gray fue detenido por policías luego de cruzar miradas con uno de ellos y comenzar a correr. Según el relato oficial, los agentes le encontraron una navaja escondida, algo ilegal en Maryland, y por eso lo arrestaron. Antes de ser subido a una patrulla, Gray pidió ayuda médica, pero los policías nunca lo llevaron ante un doctor y sólo lo hicieron revisar por un paramédico. Sin asistencia, el joven falleció una semana más tarde, el 19 de abril, aún bajo custodia policial.
La Captial

Comentarios