Policiales
Miércoles 12 de Enero de 2011

La Plata: un chico de 16 años baleó a un taxista porque creyó que lo había visto cuando robaba

El taxista tiene 41 años y se recupera de tres balazos que recibió por parte del menor, quien fue entregado por sus propios padres.

Un taxista de 41 años salvó milagrosamente su vida luego de que un adolescente de 16, que acababa de robar pertenencias de una camioneta estacionada en la calle, le efectuara tres disparos con un arma de fuego al suponer que lo había visto cuando cometía el ilícito.

El adolescente también arrojó un piedrazo contra el taxi, antes de escapar a la carrera junto a un cómplice, aunque más tarde quedó detenido, al ser entregado a la Policía por su propio padre.

Mientras tanto, el taxista no sufrió heridas, ya que los proyectiles disparados por el muchacho pegaron en diversas partes del coche de alquiler, pero no dieron en su cuerpo.

El violento episodio se produjo ayer por la tarde, a las 17:30, en la calle 41 entre 119 y 120, del barrio Hipódromo de esta ciudad, de acuerdo con lo señalado por el diario El Día. Tras cometer el robo y la agresión a balazos contra el auto del taxista, el joven se refugió en su casa, ubicada a unos metros de allí, pero minutos después personal de la comisaría 2da, que había sido alertado de lo ocurrido, llegó hasta la vivienda.

La llegada de la Policía se produjo porque un nutrido grupo de taxistas, también alertados del ataque sufrido por uno de sus compañeros, tenía intenciones de tomar represalias contra el adolescente.

El muchacho, de acuerdo con lo señalado, terminó siendo aprehendido al ser entregado por sus propios padres cuando llegó la Policía. Su cómplice, en tanto, logró escapar y hasta el momento era buscado por los efectivos policiales.

De acuerdo con lo señalado por fuentes policiales, el chofer -identificado como Leonardo Risma-, ignoraba que su agresor un rato antes había sustraído pertenencias de una Renault Trafic color blanco perteneciente al cuñado del taxista, un hombre de 30 años.

Los investigadores creen que el adolescente pensó que Risma lo había visto cuando robaba del interior de la camioneta Trafic 800 pesos que estaban en la guantera, un estéreo, una caja de herramientas y otros efectos personales.

Por ese motivo, sospechan los policías, abrió fuego con un revólver calibre 22 cuando pasó por el lugar en el que se encontraba el taxista, que instantes antes había dejado a un pasajero.

Según se indicó, dos de los impactos dieron en el parabrisas y el restante en la luneta trasera del taxi, que además sufrió la rotura de otro vidrio por un piedrazo lanzado por el mismo adolescente.

A raíz del hecho, en la comisaría 2da se iniciaron actuaciones por "tentativa de robo calificado, daños y abuso de armas".

NA

Comentarios