Mundo
Martes 17 de Febrero de 2015

La obesidad, el factor menos pensado de infertilidad

Tanto en el hombre como en la mujer, la obesidad y el sobrepeso producen alteraciones hormonales, que pueden disminuir la capacidad de concepción y complicar el normal desarrollo de un embarazo

A la hora de buscar un hijo, la obesidad es un factor de riesgo que poco se analiza y sin embargo es capaz de disminuir la fertilidad.

En el caso de las mujeres, quienes presentan sobrepeso suelen tener mayores dificultades para quedar embarazadas y dar a luz, ya sea naturalmente o por medio de técnicas de fertilización asistida. Según un estudio realizado por la Universidad de Oregón (EEUU) sobre 361 clínicas de fertilidad, la tasa de partos en las mujeres con sobrepeso y obesidad es del 23%, versus el 42% en el grupo con peso normal. A su vez, la posibilidad de éxito se redujo aún más según la gravedad de la obesidad: entre las mujeres con 50 kilos o más de sobrepeso, sólo el 15% tuvo un bebé.

En relación a los hombres la situación no es distinta: otra reciente investigación desarrollada en la Universidad de Aberdeen, Escocia, señaló que la obesidad masculina genera una menor producción de semen.

El doctor Alejandro Grigaites (MN 77750), director de Unidades Bariátricas, destacó que "en la actualidad es muy común que tanto mujeres como hombres consulten con especialistas en tratamientos contra la obesidad ya que resulta una manera muy eficaz para reducir el peso y potenciar la fertilidad de la pareja".

Causas de infertilidad en la obesidad

Si bien el peso puede no llegar a ser un problema en todos los casos, existen trastornos comunes relacionados la obesidad y la obesidad mórbida (índice de masa corporal mayor a 40) que podrían interferir en la concepción y el normal desarrollo del embarazo.

En el caso de los hombres, la investigación mencionada indica que el exceso de grasa corporal puede reducir tanto la concentración de esperma como la actividad espermática.

"Además, el sedentarismo propio de la obesidad hace que los genitales masculinos estén sometidos a un efecto de temperatura elevada que afecta la fertilidad y las consecuencias varían entre disminución de la cantidad de espermatozoides, alteración de su función y modificación en su forma", indicó el especialista.

En cuanto a las mujeres, la obesidad puede producir disturbios hormonales (síndrome de ovario poliquístico, hipotiroidismo, exceso de estrógeno y resistencia a la insulina, entre otros), capaces de provocar períodos menstruales anormales, es decir, anovulatorios, incidiendo en la fertilidad.

 

Infobae

Comentarios