Ovación
Sábado 09 de Abril de 2016

La noche en la que el Mocoroa enmudeció para apoyar al campeón Neri Gordillo

El joven de 29 años perdió la vista a causa de la diabetes, tras 5 años de lucha logró subirse de nuevo al ring y dio una pelea exhibición. Eso si, para poder pelear se valió de las indicaciones de su entrenador a quien pudo escuchar gracias al silencio de todo los presentes. 

Los estadios y lugares donde se realizan eventos deportivos están siempre llenos del ruido de la gente que va a apoyar y a criticar, porque no, a su deportista favorito. Pues bien por una noche el Club de box Julio Mocoroa se enmudeció para permitir que un campeón cumpliera su sueño de subirse de nuevo al ring.
Es que, en la noche de este viernes el joven Neri Gordillo, quien quedó ciego a causa de la diabetes que padece, logró cumplir su sueño de volver a subirse a un ring y realizar una pelea de exhibición ante Exequiel Fernández. 
Cuando Neri tenía 24 años se quedó ciego y se vio sumido en una gran depresión, de a poco comenzó a volver al gimnasio y hoy con 29 años se animó a volver a pelear. 
Al subir al ring el joven pugil se vio obligado a pedir a los presentes el mayor silencio posible para permitir que Neri se guiara por el sonido de la respiración agitada de su rival y por las indicaciones que le dieron desde su esquina. De a poco el campeón, como todos le dijeron, comenzó a intercambiar golpes con Fernández.
La pelea terminó siendo una digna exhibición de box y, sin dudas, una lección de vida para muchos de los presentes. Es que esa noche todos comprendieron que para ser campeón no todos necesitan ganar un cinturón, hay muchos que le ganan difíciles batallas a la vida y eso los convierte en los más grandes campeones. 
 

Comentarios