Sábado 30 de Julio de 2016

La madre de uno de los que amenazó por twitter: "Fue una irresponsabilidad de dos estúpidos"

Connmocionada, Nora Donda dijo que los jóvenes hicieron una “joda” y negó que fueran terroristas. “Mi hijo está todo el día jugando al GTA”, afirmó. 

Nora Donda es la madre de uno de los jóvenes detenidos hoy por difundir a través de la red social Twitter "mensajes amenazantes" con consignas terroristas. Al borde de un ataque de nervios, la mujer hizo una defensa cerrada de su hijo y descartó que tengan vinculación con fanáticos islamistas. "Es una irresponsabilidad de dos estúpidos que no tenían nada que hacer", afirmó.
"Olvidate, es una joda", planteó sobre las supuestas amenazadas virtuales que tuvieron como destinatarios diversos lugares de la ciudad de Buenos Aires, como la línea "B" de subte, el shopping Abasto y hasta el presidente Mauricio Macri.
Luego de un allanamiento, los dos jóvenes quedaron alojados en una dependencia policial de la comuna 4 de la Policía Metropolitana.
"Esto es una payasada, por dios, es lamentable que pierda tiempo gente de la Seguridad en estos dos pibes que no tienen nada que ver", señaló Nora Donda en conversación telefónica con el canal Crónica TV.
Incluso, opinó sobre las declaraciones de la ministra de la Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, quien dijo que frente a este tipo de amenazas virtuales el Gobierno "va a estar alerta y no la vamos a dejar pasar". "Veo bien que estén en alerta, el terrorismo existe y no me gustaría que mi hijo esté viajando y vuele el subte. Pero como madre digo que lo de mi hijo es una payasada", retrucó.
Donda precisó que su hijo se llama Miguel y tiene 21 años, mientras que el otro joven, Joel, atiende un kiosko.  "Es un chico normal, correcto y estudioso", comentó sobre el primero. Además, precisó sobre la relación que mantiene su hijo con la tecnología y que está lejos de utilizarla para fines amenazantes. "Mi hijo está todo el día jugando al GTA", dijo, al referirse sobre el famoso juego de acción para computadoras. 
"Si lo viera a mi hijo le diría que es un pelotudo", finalizó la madre, aún indignada por la repercusión de la presunta travesura. 

Comentarios