Policiales
Jueves 18 de Febrero de 2016

La madre del remisero asesinado: “Desde el sábado vivo en el infierno”

Gladys de Roldán atraviesa el peor momento de su vida y asegura que su hijo fue víctima de la inseguridad. A Diego lo mataron el fin de semana en el asentamiento Pedro Echagüe, Santa Lucía. 

Diego Manuel Roldán tenía 24 años cuando murió de un balazo en el pecho, el sábado pasado, en el interior del asentamiento Pedro Echagüe. Las primeras versiones establecieron a sanjuan8.com que Roldán había sido víctima de un robo en mano de Emiliano Olivera, alías ‘El Chueco’ y este fue a reclamarle por el hecho, se trenzaron a golpes y “El Chueco” sacó un arma y lo mató.
Gladys, madre de la víctima, contó que Diego era uno de seis hijos y que en un mes cumpliría los 25 años. La mujer en medio del dolor relató que Roldán era el papá de tres pequeños, entre dos y cinco años.
El hombre al igual que su padre era remisero desde hace algunos años, manejaba un Chevrolet Corsa que después de la muerte fue dañado por un grupo de malvivientes, y actualmente se encuentra secuestrado en la Comisaría 5ª de Santa Lucia.
Contó que su hijo fue víctima de un grupo de delincuentes con los cuales no tenía relación. Gladys estaba al tanto de que su hijo y su nuera eran víctimas de una banda que los tenia amenazados. “Diego se las tenía jurada, por eso fue y los enfrentó para que le devuelvan el aire acondicionado que les habían robado”, así se refería su madre al momento en el Roldan enfrentó a los malvivientes.
“Quiero limpiar la imagen de mi hijo, se ha dicho que era mala persona y esto no es así, era simplemente un laburante más” estableció la mujer en medio de las lágrimas. Justicia es lo que exige la familia de Diego Manuel Roldán. Hasta el momento sólo hay un detenido por el hecho.
La causa
El jefe de Policía, Luis Martínez,  estableció que están buscando desde el sábado a Emiliano Olivera, presunto asesino.
Este sujeto en otras oportunidades había baleado a otros vecinos. En el mes de septiembre incendio una vivienda de la zona y con cuchillo le perforo la mano a otro hombre.
Los vecinos aseguran que este era muy peligros y que varias familias del asentamiento en reiteradas oportunidades habían realizado denuncias en la Comisaría 5ª de Santa Lucia.
 
 

Comentarios