País
Lunes 11 de Abril de 2016

La Justicia allanó una escribanía vinculada a Lázaro Báez

El procedimiento se realizó en Río Gallegos por orden del juez federal Sebastián Casanello. Se llevaron cajas con documentación y una notebook. 

La Justicia culminó ayer un allanamiento a una escribanía de Río Gallegos con la cual el empresario Lázaro Báez, detenido hace cinco días, trabaja desde el 2004, en busca de documentación para la causa que lo investiga por presunto lavado de dinero y que puede complicar a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
  Los allanamientos fueron ordenados por el juez federal Sebastián Casanello quien, según fuentes vinculadas a la pesquisa, recibirá hoy en su despacho de los Tribunales Federales de Retiro la documentación recabada en el sur y otro material de un operativo en una empresa de Chaco.
  En medio del secreto de sumario que impuso Casanello en la causa tras la maratónica declaración del viernes del gestor financiero Leonardo Fariña, quien además como imputado pidió ser reconocido en el sistema de protección judicial, otro de los investigados en el caso por lavado, Martín Báez, admitió en las últimas horas que estaba “disponible” para ir a declarar si lo cita el juez.
  Desde Río Gallegos, donde debieron trabajar durante más de doce horas, efectivos de Gendarmería viajaron ayer a Buenos Aires para entregar al juez Casanello el material que recolectaron en la escribanía de Leandro Albornoz, ubicada en la calle Zapiola 184.
  Los gendarmes esperaron el sábado cinco horas hasta poder ingresar, a las 23.40, al estudio para concretar el allanamiento y llevarse varias cajas con documentación y una notebook.
  La escribanía está vinculada a las sociedades que Báez compartía con el fallecido ex presidentes Néstor Kirchner y comparte con su sucesora, Cristina Fernández, dijeron fuentes vinculadas a la investigación. El escribano Albornoz, a su vez, dijo ayer a la prensa que trabajaba con Báez “desde el 2004” y defendió la inocencia de su cliente hasta que la Justicia “demuestre lo contrario”.
  Consultado sobre si las operaciones realizadas por él se encuentran en ley, afirmó: “Sí, por supuesto. Tengo una responsabilidad profesional, más como escribano”.
  El avance de la Justicia para develar el entramado de las aparentes maniobras de lavado de dinero llevaron al fiscal Guillermo Marijuan a reclamar que se extienda la investigación a la ex presidenta Cristina Kirchner y al diputado nacional Julio De Vido, quien se desempeñó como ministro de Planificación Federal.
  Ante ello, el diputado nacional de la Coalición Cívica Fernando Sánchez consideró que este “podría ser el principio del fin de impunidad” y aventuró que “no pueden sorprender que haya procesamientos”.
  “Que las cosas no queden en la nada depende de los jueces y fiscales; hay que ser optimistas, pero las cosas no van a llegar solas”, añadió el legislador.
  A su vez, la diputada del GEN Margarita Stolbizer insistió ayer con que hay “elementos para la imputación” de Cristina Kirchner y señaló que “están en la causa Hotesur y Los Sauces, donde está muy comprobado el retorno del dinero que hacía Báez con el alquiler de inmuebles y hoteles”.
  Stolbizer dijo que las investigaciones habían “avanzado sobre cómo Báez se hacía de dinero ilícito, que era de obras públicas, pero falta saber qué hizo Báez con esa plata”. La diputada tiene previsto presentar hoy ante Casanello un pedido para que “tenga a la vista” otras causas en las que “está directamente involucrada” Cristina Kirchner, como la Hotesur.

Comentarios