Policiales
Lunes 06 de Abril de 2015

La joven secuestrada por su novio pidió auxilio a gritos antes de morir ahogada

Al principio se creyó que era un accidente pero quedó descartado. El joven provocó que la camioneta volcara causándole la muerte a su pareja. "¡Ayuda! ¡No me deja bajar!", dijo.

En el lugar del accidente no se encontraron huellas de frenadas o maniobras bruscas que avalen la teoría de un despiste accidental, por lo que los investigadores sostienen la hipótesis de que fue un acto deliberado.

Si bien primero se creyó que se había tratado de un accidente, en las últimas horas comenzó a hacerse fuerte la teoría de que el Alejandro Báez, el joven de 25 años que manejaba el vehículo, habría secuestrado a su novia, Laura Vázquez Proboste, de 23, y provocado el acccidente.

La camioneta de Báez cayó desde un precipicio en el camino de Los Siete Lagos, a dos kilómetros de la localidad de San Martín de Los Andes. El cuerpo de la mujer salió despedido y fue hallado entre las piedras, mientras que el de el hombre todavía es intensamente buscado.

El hecho ocurrió el sábado, cuando pasadas las 23, el vehículo a la altura de una curva conocida como "De los Santitos", se precipitó unos 300 metros hasta caer en el lago Lácar.

La versión del secuestro, fue avalada además por el testimonio del comisario Luis Torres, quien explicó que se recibieron varios llamados que alertaron de la situación de secuestro de la chica, según informó el diario La Mañana de Neuquén.

Según medios locales, testigos que desde otros autos estuvieron cerca de la escena minutos antes del trágico desenlace, vieron gritar a la chica desde el vehículo e inclusive su padre recibió un llamado en el que le pedía auxilio: "Por favor ayúdenme, no me deja bajar de la camioneta, no me quiere soltar", habría dicho.

La joven llegó a contactarse con su hermana para contarle lo que estaba sucediendo y tras ese contacto, el concuñado de la víctima llamó a la policía. Los efectivos también recibieron otro llamado de una persona que mencionó que había escuchado gritos de una mujer.

Los buzos de Prefectura se encuentran abocados a la búsqueda del cuerpo del hombre, aunque se sospecha que podría estar todavía dentro de la camioneta, que no fue al momento sacada del lago. La noticia generó conmoción en Bariloche, donde la mujer de 23 años trabajaba en una tradicional casa de venta de chocolates. (Minuto Uno).

Comentarios