Domingo 07 de Agosto de 2016

La joven acusada de matar a su bebé aseguró que el niño nació muerto y que ella no es una asesina

Irina sigue en shock pero en las pocas cosas que declaró habría dicho que “se asustó” cuando vio el pequeño “no respiraba”, según confiaron fuentes a sanjuan8.com. La Autopsia se podría develar este lunes y será determinante para saber si hubo delito.  

La pregunta que se hacen por estas horas los investigadores fue si el niño nació vivo o muerto. Si la madre de 18 años arrojó su cuerpo al tacho de agua de un vecino de manera “consciente”  o bajo los efectos contraproducentes del estado puerperal. Este caso, podría tener una visión más clara este lunes cuando se develen los detalles de la autopsia forense del bebé encontrado una semana después de su deceso. ¿Fue asfixiado o nació sin respirar? Según la defensa de la mujer acusado, ella confesó que “el niño nació sin vida y que se asustó al ver que no respiraba”.
Según declararon fuentes confidenciales a sanjuan8.com la infección que posee la joven corresponde al estado antihigiénico al que se sometió Irina al momento del parto casero. Sospechan que nadie la ayudó y que por eso las condiciones fueron peores. Ella reconoció haber estado embarazada y, según su abogado defender Ismael Hidalgo, “dijo que fue violada” al menos una sola vez. Lo que sí hizo es negar el crimen y mostrarse “perdida en su propio mundo”. Pero otro punto clave, ella no quiso declarar quien es el padre de esa criatura. 

Comentarios