País
Viernes 07 de Agosto de 2015

La Iglesia aseguró que hay falta de compromiso para acabar con el narcotráfico

El cardenal Poli precisó que "el problema de las drogas no está en la gente ni en que los padecen" y reiteró el compromiso de la Iglesia con los niños y jóvenes.

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, denunció este viernes la falta de compromiso en los poderes del Estado para acabar con el narcotráfico y la corrupción, y denunció "fallas" en la Justicia, al presidir la misa central en el santuario de San Cayetano de Liniers.
"Los argentinos en estos días escuchamos hablar, de vuelta, sobre lalucha contra el narcotráfico, los caídos y la fuerza policial, pero a pesar de ello la situación no mejora. Por ese camino, estamos como estamos", subrayó ante miles de peregrinos.
"Es cierto que estamos en un Estado de Derecho, y tenemos que confiar en la Justicia. Pero Dios no puede hacer entrar su misericordia cuando hay fallas como condenar a un narco, con justicia, y que este salga por el túnel", sostuvo y exclamó: "¡Que el Señor nos conceda mucha misericordia, porque de la misericordia viene la justicia!" 
El purpurado porteño afirmó que "todo el tema del narcotráfico nos distrae" y exhortó a denunciar "que las causas del narcotráfico y de las adicciones están en una economía capitalista que ha erigido un dios dinero que ha desplazado a la persona y ha puesto como primero el consumo, y detrás de eso van todos los valores".
El cardenal Poli precisó que "el problema de las drogas no está en la gente ni en que los padecen" y reiteró el compromiso de la Iglesia con los niños y jóvenes que "quedan como en una estela de dolor y de terror" al caer en las adicciones o ser explotados por los narcotraficantes.
El arzobispo destacó la fe de los miles de peregrinos que llegan a San Cayetano para pedir por "nuestras necesidades" y exclamó: "íCuántas cosas necesitamos los argentinos!".
Al finalizar la misa, el cardenal Poli recorrió las dos filas que se hacen para entrar al santuario de Cuzco 150 y bendijo a los peregrinos como lo hacía su antecesor el hoy papa Francisco.

Fuente: Minuto Uno

Comentarios