Mundo
Miércoles 27 de Abril de 2016

La historia de la nena encontrada muerta en una valija tuvo un terrible final

Sin nombre, sin fecha de nacimiento, sin origen, sin familia y sin vida. Así fue encontrada una pequeña de alrededor de dos años, que fue abandonada muerta en una maleta hace un año en México.

Ángela, como decidieron llamarla los forenses, fue descubierta desnucada al interior de un bolso deportivo de color azul, en el sector de Colonia Juárez en el Estado de México, con claros signos de desnutrición y de haber sido violada.
 
Las condiciones en las que fue encontrada dentro de la maleta, con dos mudas de buena ropa en una mochila y vistiendo jeans, chaqueta y gorro, llevaron a las autoridades a descartar la posibilidad de que se tratara de una niña en situación de calle, pero ningún intento por identificarla o encontrar a alguien relacionado funcionó.
 
Hicieron un retrato hablado y lo pusieron a circular para ver si alguna persona la reconocía; consultaron a todos los vecinos para ver si alguien se había percatado de quién había dejado la maleta ahí; hicieron exámenes de ADN cruzados incluso con niños desaparecidos en el exterior y nada ocurrió, consignó El Universal.
 
Las autoridades esperaron un año la aparición de un familiar que nunca llegó, para despedir definitivamente a la menor y entregarle su eterno descanso de manera oficial y de acuerdo a las creencias religiosas.
 
El presidente del Tribunal Superior de Justicia, Édgar Elías Azar, fue quien se encargó, de alguna manera, de ‘apadrinar’ a la pequeña. Ordenó que el cuerpo permaneciera en el instituto de ciencias forense hasta agotar todas las opciones y así evitar que la niña terminara en una fosa común, pero los plazos se agotaron.
 
“Ángela representa a todos los niños en el desamparo. No la buscaremos en una urna o un cementerio. Representa a muchos niños y jóvenes violentados que no tienen suerte al venir al mundo y que éste se hace hostil para ellos. Ángela ha estado muy sola y hemos tratado de procurarle un cobijo póstumo, que tal vez no tuvo en vida”, señaló el juez en su discurso al despedir a su pequeña ‘ahijada’ que finalmente y tras un año de esfuerzos sin beneficios ni resultados fue sepultada en el panteón Parque Memorial en Naucalpan de Juárez. 

Comentarios