San Juan
Jueves 21 de Enero de 2016

La fuerte tormenta del miércoles dejó zonas anegadas y un incendio de campos en Iglesia

Desde la comunca explicaron que ya comenzaron a reparar los caminos y dieron asistencia a las familias de Colanguil y Malimán. Además un rayo desató un incendio y los bomberos debieron emprender una expedición para ver cómo llegan a apagar las llamas.  

Tras la fuerte lluvia que afectó a los departamentos del Norte provincial, desde Iglesia informaron que se ha llevado asistencia a unas 15 familias damnificadas en las localidades de Colanguil y Maliman, (distantes a unos 35 km de la villa cabecera de Rodeo), que estuvieron aisladas, sin luz y con ingreso de agua a casas durante la tarde noche del miércoles producto de una intensa tormenta.
El aluvión resultante provocó socavones en las vías de ingreso a estas localidades en horas de la noche del miércoles. Sobre la madrugada de este jueves -y luego de que mermara la lluvia y la bajada de arrastre- se comenzó con el operativo de asistencia que contempló en primer lugar, el rápido restablecimiento de las vías de acceso a ambas localidades por parte de la Dirección de Movilidades del Municipio, el cual permitió luego, el acceso de asistencia social y sanitaria a primera hora.
Por parte del Municipio se ha establecido el envío permanente e inmediato de agua envasada para consumo y camiones tanque con agua para uso humano, ya que por las crecidas resultaron muy dañados los canales y las plantas potabilizadoras se encuentran fueran de servicio por el ingreso de lodo en las mismas.
En horas del mediodía fue restablecido el suministro eléctrico en ambas localidades. No hubo familias evacuadas aunque si ingreso de agua y barro en 3 casas de la localidad de Colanguil. Vecinos estiman una pérdida del orden de un 50% en la producción agrícola de chacras y fincas de la zona y también la perdida de animales arrastrados por la crecida.
Incendio en campos de Maliman y destrucción del puente hacia Buena Esperanza
Además de los problemas por la creciente, este miércoles se produjo un incendio desatado en áreas no cultivadas y registrado en horas de la tarde de ayer miércoles se inició producto de la caída de un rayo.
El frente del incendio, que se mantiene activo -según reporta Protección Civil- es de grandes dimensiones y de momento no representa una situación de riesgo para casas y zonas de cultivo, aunque se ve dificultada la visibilidad por la cantidad de humo imperante.
Las malas condiciones en terreno impiden el ingreso a la zona del incendio y la posibilidad de extinguir el mismo. En este sentido, personal de Protección Civil (Defensa Civil) comenzó sobre las 16:00 horas un operativo para llegar hasta el incendio por una huella de acceso alternativa que parte desde la Central Hidroeléctrica Cuesta del Viento, bordeando el Rio Blanco.
El acceso por esta vía permitirá no solo extinguir el incendio sino también la llegada de maquinaria vial y personal de la Dirección de Movilidades hasta el puente de Buena Esperanza, el cual resultó totalmente dañado por la crecida. 

Comentarios