Mundo
Miércoles 16 de Marzo de 2016

La foto de dos embarazadas se volvió viral en las redes

El volumen del abdomen durante el embarazo depende varios factores. La anchura de la pelvis, la posición del bebé, el tono muscular, el peso previo de la madre, la cantidad de líquido amniótico, son algunos de los aspectos que influyen en el tamaño de la barriga.

Por lo mismo, que una madre tenga el abdomen más grande que otra en el mismo periodo, no quiere decir que un embarazo sea más saludable que el otro
 
Así lo quiso demostrar Chontel Duncan, una modelo de fitness y ex candidata a Miss Universo australiana, quien hace 4 meses publicó una imagen al respecto, pero que se masificó esta semana.
 
En la instantánea, aparece ella -a la izquierda- con 21 semanas de embarazo (alrededor de 5 meses) junto a su amiga Natalie Smith, con 4 semanas de gestación de diferencia. Sin embargo, ellas lucen muy diferentes entre sí.
 
“Cada mujer lleva su embarazo de manera diferente y eso ciertamente no quiere decir que esté haciendo las cosas mal o que no sea saludable. Ambas tenemos bebés saludables en desarrollo y hemos gozado de embarazos increíbles hasta ahora”, escribió Chontel junto a la imagen.
 
“Una vez que se hizo evidente para mí (a través de mis publicaciones en las redes sociales) lo diferente que era ver un embarazo como el mío, me hizo pensar, ‘Tal vez debería documentar mi embarazo’ porque tal parece que tenemos la creencia errónea de que somos más frágiles que lo que somos en realidad”, señaló la modelo en declaraciones recogidas por el portal de contenidos virales, Buzzfeed.
 
“Perdemos de vista uno de los componentes más importantes (de un embarazo saludable), mantenernos física y mentalmente fuertes”, añadió.
 
“Respeto mi cuerpo y soy disciplinada. Cuido mi salud y ciertamente no buscaba ser una tonta talla cero”, expresó.
 
Hoy, ya tiene 37 semanas y su bebé debería nacer dentro de 3 semanas.
 
¿Qué es normal cuando se trata de barrigas de embazaradas?
 
El ginecólogo del Hospital Universitario Quirón de Madrid, José García Flores, señala en un artículo del diario español El Mundo que cada embarazo es único y hay muchos factores que influyen en el tamaño de la barriga.
 
“El tamaño del bebé no es lo único que influye en el crecimiento del perímetro abdominal, por lo que dos mujeres con las mismas semanas de embarazo y un feto de similares características pueden tener barrigas completamente diferentes“, dice el experto.
 
Uno de los factores que determina el porte de la panza es precisamente el tono muscular. “Cuando se tiene poco tono muscular en el abdomen, lógicamente cualquier cambio o aumento de peso se nota mucho más”, afirma Pluvio Coronado, ginecólogo del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid.
 
Con esto coincide García Flores, quien dice que por lo mismo es probable que un segundo embarazo sea más voluminoso que el primero.
 
Por otro lado, también influye la posición del bebé en el útero. Coronado indica que “si se encuentra con la espalda pegada a la columna de la madre y las piernas hacia adelante, el abdomen puede tener un aspecto un poco más picudo”. En cambio, si el feto está en forma vertical y más cercano a la parte posterior del útero, el abdomen puede verse menos voluminoso.
 
La anchura de la pelvis es otro factor a considerar. En las caderas más estrechas, los fetos se encajan menos, lo que aumenta el volumen del vientre.
 
La cantidad de grasa y el peso previo de la madre, junto con los kilos que se ganen en el periodo de embarazo, también inciden en el tamaño del vientre. La recomendación es no subir más de 12 kilos.
 
Finalmente, la cantidad de líquido amniótico y los gases también contribuyen .
 
“Lo importante es saber si el bebé crece o no bien, y eso se controla a través de los patrones de biometría fetal (valoración de parámetros como el tamaño de la cabeza, tronco, piernas, etc)”, más que preocuparse por el tamaño de la barriga, aclara Coronado. 
 
Fuente: guioteca

Comentarios