Policiales
Miércoles 23 de Marzo de 2016

La Fiscalía pidió la máxima pena para Gil considerándolo culpable por homicidio doblemente agravado

El fiscal Enrique Manini solicitó al Tribunal la prisión perpetua para el presunto asesino del Chef Carlos Echegaray. Además, pidió que se reitegra la causa a la primera instancia por considerar que el imputado no actuó solo. La sentencia será leída el 1 de abril. 

Fiscal de Cámara, Enrique Manini, consideró que Claudio Gil es autor penalmente responsable de la muerte violenta de Carlos Echegaray y pidió presión perpetua por homicidio doblemente agravado en perjuicio de Carlos Echegaray.
Asimismo, Manini dijo que Gil no actuó sólo. Por esta razón solicitará el reintegro de las actuaciones a primera instancia para que la causa se continúe investigando. De todas maneras, afirma que el acusado lo apuñaló ocho veces causándole la muerte.
También sostuvo que la versión Gil, sobre que no conocía a la víctima, se contradice con las pruebas en su contra. Se determinó que la puerta de la casa no fue violentada y que el sospechoso tenía en su poder elementos pertenecientes a Carlos Echegaray. Ejemplo: un bolso y el celular del chef.
Se comprobó que precisamente Gil le había vendido ese teléfono a otra persona. Además, en el cuchillo considenrado como arma homicida, hallaron rastros que fueron de ADN. En este sentido ha quedado acreditado que Claudio Gil fue el único responsable. La sentencia será emitida por el Tribunal el viernes 1 de abril. 
Datos finos sobre el asesinato
Echegaray fue hallado sin vida el jueves 9 de enero de 2014, con las manos atadas con el cable de un velador y con numerosas heridas de arma blanca. Llevaba entre 48 y 72horas sin vida según el médico forense. En el estudio del cadáver se comprobó que la causa determinante de muerte fueron las 8 heridas corto punzantes.
El cuchillo con funda que fue hallado en las inmediaciones era compatible con las heridas de Echegaray. Las manos habían sido atadas en vida y el cadáver no presentaba heridas defensivas.
Le realizaron a Gil estudios psicológicos y demuestran "es absolutamente imputable. No obstante, los rasgos de personalidad psicopática. Tiene trastorno antisocial y rasgos que lo revelan como narcisista y manipulador. Ya que para Gil, los demás son un objeto. Tiene conductas despreciativas, antecedentes que lo demuestran porque también está imputado por otro homicidio.
El ámbito de prueba testimonial varios jóvenes relataron la rutina de Echegaray y reconocieron algunos elementos como un perfume, tres anillos y el celular BlackBerry, además un bolso negro.
Se suma el testimonio de un oficial que hizo el análisis de las sábanas telefónicas. Ahí se establece un número importante de llamadas entre ambos. En una de las llamadas se demuestra que Gil estaba en inmediaciones del domicilio de Echegaray.

Comentarios