País
Martes 03 de Febrero de 2015

La fiscal Fein confirmó el borrador con el pedido de detención de CFK

La responsable de la investigación de la muerte de Alberto Nisman, desdijo lo que había comunicado la Procuradoría General y por lo cual Capitanich rompió un diario frente a las cámaras.

La fiscal Liliana Fein, a cargo de la investigación por la muerte de su colega Alberto Nisman, salió hoy a “aclarar” que, tal como señalaba una nota periodística, en el domicilio del fiscal fallecido se encontraron “borradores” de la denuncia que éste presentó contra la presidenta Cristina Kirchner por encubrimiento agravado en la causa AMIA que planteaban la detención de la mandataria.

“Efectivamente (los borradores) tienen que ver con la denuncia del fiscal Nisman, con el pedido de detención de la señora Presidenta”, confirmó la fiscal esta mañana.

Así, Fein salió al cruce de un comunicado con información de su fiscalía que publicó ayer el sitio web del Ministerio Público Fiscal que encabeza Alejandra Gils Carbó en el que sostenía que, ante las versiones periodísticas –una nota del diario Clarín firmada por Daniel Santoro y Nicolás Wiñazky-, debía aclarar que en el domicilio de Nisman no se habían encontrado borradores de la denuncia. La fiscal los adjudicó a que la malinterpretaron cuando pasó la información por teléfono o incluso a que ella misma haya “incurrido en un error”.

Fein dijo que son “borradores que no están en la denuncia” que presentó Nisman contra Cristina días antes de morir. “No son documentos”, insistió. “Son borradores que no sé quién estaba trabajando y que sí están incorporados en mi causa”, agregó.

Esos borradores, tal como revelaba la información periodística, agregaban un pedido de juicio político y detención de Cristina Kirchner en el marco del supuesto “encubrimiento agravado” por el que Nisman la denunció a ella y al canciller Héctor Timerman, entre otros, por el Memorandum de Entendimiento con Irán.

Aún antes del comunicado que supuestamente desmentía la existencia de esos papeles, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, protagonizó ayer un violento episodio al romper las páginas de Clarín que contenían esa información y una nota de opinión. Esta mañana, tras la confirmación de que esos borradores efectivamente están incorporados en la investigación por la muerte de Nisman, Capitanich no pudo responder con claridad a las preguntas sobre el tema y cortó abruptamente la conferencia de prensa, en la que evitó responderle a Wiñazky y, en cambio, acusó a Clarín de querer “hacerse con el poder”.

Cronista Comercial

Comentarios