Mundo
Martes 25 de Agosto de 2015

¿La depresión se puede contagiar a través del contacto social?

El estado de ánimo saludable se propaga a través del contacto social, pero no trastornos como la depresión, según revela un nuevo estudio, que concluye que ser amigo de alguien que está deprimido no pone a esa persona en riesgo de padecer también depresión, sino que es probable que ayude al deprimido a recuperarse.

Académicos de las universidades de Manchester y Warwick, en Reino Unido que colaboraron en el trabajo, analizaron a más de 2.000 adolescentes de una red de estudiantes de secundaria para ver cómo su estado de ánimo influía entre sí mediante el modelado de la propagación del estado de ánimo usando métodos similares a los empleados para rastrear la propagación de enfermedades infecciosas, como se detalla en un artículo sobre el trabajo publicado en ‘Proceedings of the Royal Society B’.
El equipo encontró que mientras que la depresión no se 'extiende', tener bastantes amigos con un estado de ánimo saludable puede reducir a la mitad la probabilidad de desarrollar depresión o duplicar las posibilidades de recuperarse de la depresión en un periodo de 6 a 12 meses. En el contexto de la depresión, se trata de un impacto muy grande.
 
El doctor Thomas House, profesor de Matemáticas Splicadas de la Universidad de Manchester, Reino Unido, y uno de los autores del estudio, explica: "Sabemos que los factores sociales, por ejemplo, vivir solo o sufrir abuso en la infancia, influye en si una persona se deprime. También se sabe que el apoyo social es importante para la recuperación de la depresión, por ejemplo, teniendo gente con quien hablar". 
 
"Puede ser que tener una red social fuerte es una manera efectiva de tratar la depresión. Se necesita más trabajo, pero es posible que se pueda reducir significativamente la carga de la depresión a través de intervenciones sociales baratas y de bajo riesgo", añade House. Estos resultados sugieren que la promoción de la amistad entre adolescentes puede reducir la depresión, ya que tener amigos deprimidos no pone en riesgo, sino que contar con amigos sanos es protector y curativo.
 
"Como sociedad, si nos permitimos desarrollar amistades entre los adolescentes (por ejemplo, desarrollando clubes juveniles) es más probable que el hecho de que cada adolescente tenga bastantes amigos con un estado de ánimo saludable pueda tener un efecto protector Esto reduciría la prevalencia de la depresión", augura.
 
Fuente: infosalus

Comentarios