Tragedia de Chapecoense
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

La azafata sobreviviente: "Las luces se apagaron y no recuerdo más"

La tripulante fue una de las seis personas que salió con vida tras la caída del avión y logró pronunciar unas palabras tras ser rescatada que serían una pista clave para los investigadores sobre la causa del accidente.

La aeronave de la empresa boliviana Lamia que trasladaba al plantel de Chapecoense para disputar la final de la Copa Sudamericana frente a Atlético Nacional de Medellín habría sufrido, en principio, una falla eléctrica.

Así lo informó el Director de Aviación de Colombia, Alfredo Bocanegra, quien además dijo que quiere una "investigación transparente" para terminar de definir qué fue lo que falló en la previa al choque.

La hipótesis más fuerte habla de que el piloto del avión, tras informar de esta falla a la torre de control, decidió vaciar el tanque de combustible para evitar una explosión, lo que hubiera generado la muerte inmediata de todos los pasajeros a bordo.

Es por eso que la aeronave se habría quedado sin nafta muy cerca de llegar a destino, a menos de 10 minutos de donde debía aterrizar, por lo que terminó chocando con un cerro en una zona montañosa de Antioquía que imposibilitó hasta un aterrizaje de emergencia.

La azafata sufrió fracturas en los brazos, piernas y cuello, pero su familia informó que se encuentra fuera de peligro.

La falla eléctrica es una de las hipótesis que trascendió a los medios en las primeras horas tras la tragedia, y luego se sumó la posibilidad de que el avión se haya quedado sin combustible, opciones que no son incompatibles entre sí.

Además de la auxiliar de vuelo, los otros sobrevivientes son los jugadores Jackson Folman, Alan Ruschel y Hélio Neto, el técnico de la aeronave Edwin Tumiri, y el periodista Rafael Henzel.

Comentarios