San Juan
Viernes 01 de Abril de 2016

La adolescente que suplicaba una cesárea con su bebé muerto en la panza fue inducida a parto natural

Rocío Varela se recupera en el área de Maternidad después de haber vivido un momento dramático. La joven cursaba el octavo mes de embarazo y a través de una ecografía le notificaron que el feto estaba sin vida. 

Después de casi 48 horas de espera, Rocío Varela, fue inducida a parto natural; el jueves en la mañana recibió un medicamento que después de 12 horas provocó la expulsión del feto sin vida.
Roció es una adolescente de 15 años, que ingresó el miércoles al área de Maternidad del hospital Guillermo Rawson, después de enterarse que su bebé, de ocho meses de gestación estaba sin vida. La joven es oriunda de la localidad de El Cerrillo, Media Agua y llevaba el control de su embarazo en un centro de salud de la zona.
En la última consulta de rutina le notificaron que el feto no presentaba signos vitales por lo que fue trasladada a la Ciudad de San Juan.
Vanesa, la madre de Roció, explicó a sanjuan8.com, que la chica se encuentra aún muy conmocionada por lo que le tocó vivir. “Tuvo que padecer horas de contracciones para tener a su bebé muerto, un dolor muy grande”, dijo.
La madre relató que el jueves le recetaron una pastilla que originaría el parto; después de varias horas comenzó a sentir contracciones pero luego se cortaron, recién a las cinco de la madrugada del viernes logró expulsar el feto sin vida.
La adolescente permanecerá en observación y una vez que sea evaluada por los médicos del nosocomio recibirá el alta médica.
 

Comentarios