Mundo
Sábado 29 de Enero de 2011

Jugó 600 mil dólares de sus clientes en el casino y perdió todo

Un empresario inmobiliario fue preso por "apropiación indebida" tras dejar en las mesas de juego de Punta del Este el pago de alquileres, señas de ventas y sumas de impuestos. 

El juez penal Gabriel Ohanian envió a prisión a un empresario inmobiliario de Punta del Este por un delito continuado de "apropiación indebida" de 600.000 dólares, cometido en perjuicio de una firma inversora de un edificio y de varios propietarios extranjeros de inmuebles del balneario

El empresario dejó en las mesas de juego no sólo el producido de su trabajo sino también el importe de alquileres, señas por la venta de apartamentos e impuestos que tenía en su carácter de “agente de retención”, según informó El País de Uruguay.

"Estoy enfermo. Soy ludópata. No me quedé con un mango", aseguró el empresario de iniciales B.V., cuando confesó ante el juez Ohanian que se gastó alrededor de seiscientos mil dólares de terceros en los paños verdes de las salas de juego del balneario.

El empresario fue denunciado por la firma constructora de un edificio de la calle 24 de la península por quedarse con unos ochenta mil dólares producto de las señas que recibió de promitentes compradores de unidades de ese complejo.

El ahora procesado fue designado por la firma denunciante como uno de los inmobiliarios encargados de colocar en venta los apartamentos del referido edificio. Con el correr de las semanas, el inmobiliario se quedó con las señas entregadas por los promitentes compradores y no las volcó a la constructora.

El abogado de la constructora radicó la denuncia en el juzgado penal de 4º turno de Maldonado y pidió el levantamiento de la feria judicial mayor para lograr el procesamiento del inmobiliario.

Comentarios